¡Kindle sorpresa!

Salvo por el hecho de tener una costilla rota y, por ende, ver las estrellas de vez en cuando cada vez que tosía o simplemente porque así lo decidía el cuerpo ya que él es muy de hacer esas cosas (es un rebelde sin causa orgánica, qué le vamos a hacer), estaba siendo una mañana de sábado tremendamente anodina. Me dedicaba al cien por cien a darlo todo con el tratamiento indicado para dicha dolencia, lo que significa que estaba reposando como si no existiera un mañana, con lo cual darlo todo con el tratamiento consistía básicamente en no hacer nada más que permanecer estático. Es decir, toda mi entrega se basaba en hacer el vago (y eso se me da de lujo). No obstante, la mano derecha permanecía activa manejando el ratón del ordenador, porque uno no es de piedra y también lo da todo en lo que se refiere a rentabilizar la factura de la conexión a Internet, que gratis no es que sea. Y como también uno está obligado a vigilar el blog de vez en cuando, no sea que nos despistemos un momento y este se largue a vivir su vida allende los mares, encontramos en las estadísticas dos redirecciones a Amazon, con lo que decidí seguir la pista por aburrimiento más que otra cosa (porque aburrirme también se me da de lujo, tengo un doctorado en ello y todo). No obstante, al abrir dicha página, creí detectar un error en Matrix. Aquello no me cuadraba. Me quedé mirando la pantalla sin comprender; entonces ella me miró a mí. Entonces, aunque lo de que te mire una pantalla es en sí mismo otro error en Matrix, o más concretamente error en tu sesera, le mantuve la mirada abriendo más los ojos, para ver si ella la apartaba. Pero no. Yo la miré, ella me miró, y nos miramos los dos. Entonces iniciamos un diálogo mudo.

Oiga, disculpe, señora pantalla…

¡Oye, oye, que no soy señora, que aún soy moza y de muy buen ver! Puedes tutearme si quieres, ¿vale?

Muy bien, pantalla a la que tuteo aunque no entienda muy bien por qué le estoy hablando a un monitor. Verás, quería avisarte de que exhibes sin pudor un error.

¡No, qué va! ‒me afirmó con desenvoltura.

Bueno, no te habrás dado cuenta, pero sí.

¿Donde, chato?

¿No se estaba tomando demasiadas confianzas para ser la primera vez que hablábamos? Sin embargo, decidí abrirle los ojos, aunque como buena pantalla no tuviera.

Sí, mira: ahí donde pone el precio del kindle de ese maravilloso libro que lleva una tipa azul en la portada. Donde pone 1 debería poner 9. Te habrás equivocado al marcar.

¡No, qué va!

Que sí, mujer.

¿Quién te ha dicho que sea mujer?

Vale, perdón, rectifico: que sí, hombre.

¿Acaso me ves pinta de tío?

¿Hermafrodita?

¡No, qué va!

Entonces me he perdido…

A ver, espabilado, que soy una pantalla. ¿Cómo iba a tener sexo?

Bueno, yo tampoco tengo apenas sexo y sé que soy varón.

Pero eso no es porque seas pantalla, sino por ser simplemente feo.

Vale ‒dije intentando cambiar de tema, porque si seguíamos por ese camino la pantalla de confusa sexualidad me iba a deprimir‒. Pero te has equivocado en el precio. El ebook cuesta 9,99 y ahí pone 1,99.

¡Pues claro que es así, zoquete! ¿A que es genial? ¡Corre, llama al otro autor y se lo cuentas, y rapidito!

Tras ese exhorto sencillamente asentí sin decir nada más, porque ya me daba miedo que una pantalla que me había llamado feo empezase seguidamente a darme órdenes: todo eso me recordaba demasiado a cualquiera de mis anteriores relaciones. ¿Quién era esa pantalla para creerse con autoridad sobre mí?

Y a continuación, acaté su imposición y contacté con mi colega… Así me va, tanto con las mujeres como con las pantallas.

Nene, acabo de mirar en Amazon y por alguna razón que no entiendo, el Kindle de LCDOM está a dos euros.

¿Entonces no soy solo yo el que lo ha visto? Menos mal, creía que alguien me había echado algo en el café y había empezado a tener alucinaciones.

No, tío, nadie te ha metido droga en el ColaCao ‒respondí, aunque evaluando al mismo tiempo si cabía la posibilidad de que alguien nos hubiera embutido alucinógenos a los dos‒. El caso es que el ebook está a 1,99.

De puta madre. Igual hasta vendemos un par y todo.

Pues no se cuantos se habrán vendido, pero por lo que dice mi pantalla, que no manda en mí por mucho que puedas oír rumores, ya hemos subido 2100 puestos en el ranking de ventas.

¡Copón bendito! ‒reaccionó él, que por suerte hizo caso omiso a lo referido sobre la pantalla marimandona‒. ¡Vamos a contratar una avioneta y que escriba en el cielo que hoy hay oferta especial, para que todo el mundo se entere!

No es mala idea… o también podríamos anunciarlo por Internet.

‒¡Eso, eso, que es más barato! Venga, vamos a decírselo a todo quisque antes de que a Amazon se le pase el arrebato. ¡Manos a la obra!

Casi mejor manos al teclado, ¿no?.

¡A lo que sea, como si quiere ser a un cable pelado con las manos húmedas, pero que la peña se entere de lo del libro! ¡Que tiemble Harry Potter, que LCDOM ha llegado a la ciudad!

Claro, claro, que vamos a desbancar a Harry Potter… ¡Lo que tú digas!

A continuación nuestros teclados echaron humo y whatsapp no dio abasto, porque dos ilicitanos pesados se creyeron apóstoles y se dedicaron a difundir la palabra del señor: del señor Amazon, para ser más exactos. Movimos todas las fichas que nos fue posible, intentando conseguir algunos resultadillos positivos, aunque fueran discretos y todo eso. ¿Queréis saber lo que ocurrió?

Nos da lo mismo si no queréis, os lo vamos a mostrar igual…

Pues lo que ocurrió fue que flipamos en colores de tonos veraniegos, incluso las costillas parecían doler menos (aunque en realidad dolían más, porque la inquietud en el cuerpo es lo que tiene). El pasado sábado será recordado como el día más glorioso de la novela, con lo cual el 6 de mayo pasa a denominarse Día Mundial de LCDOM, porque si hay días mundiales del huevo (9 de octubre, que no es coña), del ninja (5 de diciembre) o de hablar como un pirata (sí, en serio, el 19 de septiembre), ¿por qué no iba a tener uno LCDOM?

El sábado en el entorno de Amazon (que es una tiendecita de aldea prácticamente desconocida para toda civilización, ¿verdad?) LCDOM se erigió como el ebook más vendido en dos categorías, la de Libros de Fantasía y la de ebooks de Fantasía (nos suena rara la diferenciación teniendo en cuenta que todo circundaba alrededor del ebook, pero eso dice el señor Amazon y nos favorece, así que va a misa). Y no solo eso, sino que además llegamos a meter la cabecita en el Top 15 del ranking general de ventas de la plataforma. Por cierto, ¿os habéis fijado en las fotos donde está Harry Potter y la posición que ocupa LCDOM, mirando al cuatro ojos por el retrovisor? ¿Estáis queriendo decir que somos unos profetas?

¡No, qué va! ‒acaba de decir la pantalla del ordenador.

En fin, está claro que por ahí hay otros tantos autores que habrán llegado o superado estos guarismos cuando la oferta les ha tocado a sus obras, pero… ¿a que nuestra entrada para celebrarlo es mucho más chula que las suyas?

En fin, lo suyo ahora es agradecer a todo el mundo su apoyo incondicional o condicional o gratuito o interesado o el que quiera que sea que habéis brindado a “Las crónicas del Otro Mundo”, porque gracias a todos vosotros estamos que hacemos palmas con las orejas (y damos fe de que es complicado de narices, no lo intentéis hacer en vuestra casa sin supervisión y una ambulancia, por favor).

Además, hemos logrado colgar unas cuantas banderitas más en el mapa de LCDOM. Con las ventas logradas seguro que la novela ha llegado a muchas latitudes que desconocemos (porque si no, a saber de donde habríamos sacado esos number one de los que vamos a presumir hasta que nos azote el alzheimer), pero en los lugares que sabemos con certeza que hay al menos un hogar que alberga un ejemplar de LCDOM le clavamos una virtual chincheta (y no se queja ni nada, este mapa está hecho un macho man). Y hasta donde sabemos, así queda el muy majo:

Mapa LCDOM
Parece que hay algunas chinchetas que parecen haberse han exiliado de España y se han ido a vivir su vida, pero qué va: LCDOM es internacional, y lo sabes.

Sí, ya lo sabemos: los ejemplares más exóticos son los de Toronto, Montevideo y Bucarest, pero estimamos que nos queda alrededor de un centenar de chinchetas por marcar también repartidas por Europa y América. ¡Por favor, ayudadnos a saber donde clavar esas banderitas en el mapa LCDOM!

Resumiendo el tocho de entrada: que hay una costilla que aún duele (la muy jodida ya podía tener menos afán de protagonismo), que la pantalla mandona no tiene ningún criterio sobre la belleza física, y que nosotros no podemos estar más contentos y agradecidos. ¡Uníos a nosotros, y a celebrarlo! 

Anuncios

47 comentarios en “¡Kindle sorpresa!

    1. Te ha llegado al alma el protagonista sin parangón representado por el moscardón, eh? Parece tu personaje favorito sin lugar a dudas, aunque claro, es el único bicho en el libro que logra un hito histórico, o si no que le pregunten a Lobo.
      Muchas gracias por el brindis solitario a la salud del Otro Mundo, el pobre se merecía una victoria en la vida y por fin la ha tenido. En poder me preparo un té y lo blando en el aire, para así poder compartir ese brindis por LCDOM!

      Pd. Ten cuidado con el ColaCao, que en este país los desalmados te meten droga en él.

      Le gusta a 1 persona

  1. Hola, los felicito me alegro muchísimo por ustedes (probablemente Harry Potter esté llorando y clamando venganza) el diálogo con la pantalla es un gran despliegue de ingenio ¿la van a considerar como personaje en su próxima novela? Saludos y sigan celebrando y dominando el mundo.
    Pd: Ok, no me esperaba que hubiese un día del ninja y de hablar como pirata. El del huevo lo sabía pero ¿los otros dos que onda? ¿quién inventa estas cosas? Cuando vea un ninja le voy a desear feliz día XDD.

    Le gusta a 1 persona

    1. No, si ves a un ninja no le digas nada! Que lo han adiestrado para ser sigiloso y no ser percibido, si le das los buenos días sabrá que, pese a su entrenamiento, detectarlo ha resultado fácil, y claro, se deprimiría. Lo mejor para celebrar el día del ninja seguramente es no decirle nada al ninja, para que se crea que es de los buenos.
      Eso sí, cuando veas a Harry Potter ve a consolarlo, porque seguro que aún no se le ha pasado el disgusto. Si es que la edad no le está sentando bien, se ha vuelto arisco y no sabe perder aunque sea un mísero día. Dale un abrazo, que Harry sí que lo necesita (pero el ninja no, a ese no le abraces que lo hundes).
      Por su parte, la pantalla lo tiene muy chungo para protagonizar nada. Tendría que habérselo pensado mejor antes de llamar feo a uno de los autores… Si comiera, la dejaba sin postre.

      Me gusta

      1. Ok, tomo el consejo voy a ir a consolar a Harry por las dudas me llevo a dos paquetes de pañuelos en la mochila va para largo… y voy a ignorar al ninja que está en el rincón de la cocina (se roba la comida) para no hacerlo sentir mal. Saludos 🙂 pobre pantalla yo creo que esta en plena etapa rebelde sepan comprender.

        Le gusta a 1 persona

    1. Pues desde ya te echamos el sermón: ¿cómo se te ocurre adquirir un ejemplar de LCDOM desde el otro lado del charco y no avisarnos para que clavemos una chincheta allí? Flipamos en colorines: LCDOM ha arribado a América y nosotros sin saberlo!!! Rápido, rápido, dinos en que ciudad tenemos que pinchar la banderita y haznos felices, que así el plano de un cacho europeo de LCDOM se va a convertir de golpe y porrazo en mapamundi. Nos has dejado más felices que las perdices! (pero no de las perdices que salen al final de los cuentos, que a esas los protagonistas siempre se las comen).

      Pd a todos los navegantes: Y todos los demás foráneos aplicaos el cuento, y aclaradnos vuestras latitudes si hay un LCDOM en vuestras vidas, no?

      Le gusta a 1 persona

      1. Jajaja, y que siga la rueda, felicidad a espuertas que hace mucha falta,claro que sí. Estoy en Toronto así que quiero mi banderita ipso- facto, jeje. Un abrazo enorme. El libro me está gustando mucho, por cierto. Muchísimas gracias.

        Le gusta a 1 persona

      2. Sus deseos son órdenes, estimada damisela, y siempre a sus pies! Inmediatamente nos disponemos a clavar la chincheta en tierras canadienses, que no te imaginas la ilusión que nos hace no solo el hecho de cruzar el charco, sino conocer a ciencia cierta donde se encuentra ese ejemplar de LCDOM. Es que sucede que se nos ha filtrado que, aparte de desparramarse por toda la geografía española, se han vendido ejemplares por diversos puntos de Europa y también en México… y nos haría superfelices poder clavar todas esas banderitas y crear un mapa más chulo aún si cabe tras desvelar una sede como Toronto, pero ninguno de esos compradores desconocidos nos anuncia a qué ciudades ha llegado el libro! Por eso apreciamos muchísimo (y nos quedamos cortos con el aprecio) saber que, aparte de comprarlo, nos has chivado el lugar.
        Y oye, ahora que te gusta lo que has leído es el momento de hacer una reseña en Amazon, no sea que continúes leyendo, deje de molarte la historia y tires el ebook al fuego!
        En fin, muchísimas gracias por todo, de verdad. Un saludo!

        Le gusta a 1 persona

    1. Bueno, podría funcionar como prólogo si no fuera porque hemos castigado a la pantalla sin salir en ninguna obra por llamar feo a uno de los autores. Que no te dé pena ella, se lo ha ganado a pulso y hay que tener mano dura con los monitores respondones.
      Pues nada, si un día vuelve a existir una rebaja óptima como la del sábado para LCDOM te toca animarte, aunque sea solo para comprobar si en el prefacio hay alguna pantalla respondona.
      Gracias por tus palabras, un abrazo!

      Le gusta a 1 persona

    1. De la maquetación del libro se encargó la editorial. Inferimos que te ha gustado la misma (que igual no la has visto, pero se ve que ahora vamos de mentalistas y nos creemos dioses después de las ventas, claro. De ser así, LCDOM y nosotros nos alegramos por ello)..

      Bueno, gracias a ti por los ánimos y el comentario, un saludo!

      Me gusta

  2. Damas y caballeros habitantes del Otro Mundo, vamos a efectuar un comunicado topográfico:

    Por orden del señor alcalde del Otro Mundo, se hace saber que pretendemos actualizar el mapa LCDOM expuesto en la entrada conforme vayamos teniendo conocimiento de los lugares en los cuales dicho kindle haya sido comprado. Y es que faltan muchas banderitas: la estimación es que en ese mapa pueden colocarse de forma veraz alrededor de !un centenar más de banderitas!, y, como comprenderéis, para cualquier autor poder plasmar eso en un mapa resultaría glorioso.
    Por ello os rogamos que, si conocéis alguna ciudad en la que el legendario en ventas sábado pasado se adquiriera un kindle de LCDOM, nos hagáis llegar dicha información ya sea por este hilo o por privado, por ejemplo, aquí:
    lascronicasdelotromundo@gmail.com

    Todos los personajes de la novela (que son un buen capazo) os dan las gracias, chatos!

    Me gusta

    1. Muchísimas gracias! Parece que a LCDOM todavía le dura la resaca de ese kindle sorpresa que aún no sabemos quién se sacó de la manga. Como poco sabemos que hasta ahora te gusta Frank Hopper (o igual te cae gordo, pero la historia a su alrededor te hace tilín), ojalá logremos colmar las expectativas creadas.
      Y si no es indiscreción… En qué seguramente hermosa ciudad ha aterrizado el ejemplar que tienes entre manos? Es que lo del mapa LCDOM nos hace una ilusión que no veas…
      Muchísimas gracias de nuevo por darle una oportunidad a LCDOM!

      Le gusta a 1 persona

      1. Pues ha viajado hasta Valencia jejee. He tardado un poco en comprarlo porque dudaba entre electrónico o papel. Al final me he decantado por ePub…mis bolsillos se resienten con mi ansia lectora.😂😂
        Por cierto, ya me he encariñado con otros personajes…😉

        Le gusta a 1 persona

      2. Qué grande! Desde Elche nos habíamos quedado a medio camino de Alicante en nuestro afán por conquistar la terreta hacia el norte, y de repente LCDOM aterriza nada más y nada menos que en Valencia. Ya nos duelen las orejas de tantas palmas que estamos haciendo con ellas… Muchas gracias de nuevo!

        Pd. No hemos dicho que ambos autores somos seguidores del equipo Ché porque como estamos hablando de literatura queda un poco feo, pero mira, al final no nos hemos podido reprimir…

        Le gusta a 1 persona

  3. Aaaahhh, ¡pero qué felicidad! Aquí brindo con un mate en mis manos y cantando “celebration” 🙂
    Ahí falta una pincheta en mi país, joder! Aguanten, aguanten que me falta poco y quiero celebrar mi lectura.
    ¡Felicidadesssssss!
    pd: esa pantalla no tiene buen gusto; está perdonada por el supuesto error, nada más. 😛

    Le gusta a 1 persona

    1. Brinda, brinda! Por aquí no somos muy de mate, pero a lo de brindar con lo que sea que lleve el vaso no nos gana nadie (menos cuando lleva lejía, entonces no).
      Nada nos gustaría más que clavar esa pincheta, ir rellenando ese mapa nos hace mucha ilusión porque implica que nuestro Otro Mundo ha salido del cascarón para que sus personajes puedan vivir cada vez que alguien los lee. Bueno, resumiendo: ¡que estamos muy contentos! ¿Se nos nota?
      Muchas gracias, Poli, un abrazo!

      Le gusta a 1 persona

      1. Jajaja, síiiiiiiiiii, se les nota y no es para menos!!! Si el niño se llama así, ha sido destinado para estar en “otro mundo” también, y las pinchetas ya lo van augurando con creces.
        ¡Enhorabuena! Abrazo de vuelta, comparto la alegría. 🙂

        Le gusta a 1 persona

  4. Bonjour ou mon bonsoir LACRONICAS

    Je ne suis pas présent tous les jours

    Mais notre amitié est comme une fleur ou

    comme une orchidée ou celle-ci fleurit parfois

    Dans des endroits insoupçonnés

    Cette fleur il faut savoir la cultiver et en prendre soin

    Avec tendresse et patience

    Je te souhaite une belle journée ou soirée bisous

    de même pour tous les tiens

    Bernard bisous

    Le gusta a 1 persona

  5. Mega felicitaciones!!! y salió andariego el muchachito…tan jovencito y ya se ha tomado el avión para tierras lejanas!!!! me pareció verlo por aquí por Montevideo!!! Andaba en buenas compañías me parece que pronto va a cosechar muy buenas amistades por estas latitudes,…abrazos a todos, y muchos éxitos!!!

    Le gusta a 1 persona

    1. Por allí anda, sí, Montevideo es el primer lugar de Sudamérica (y único, que nosotros sepamos) donde ha aterrizado LCDOM. La lástima para el mapa es que tenemos constancia de que se ha vendido en alrededor de un centenar de ciudades españolas más de las ya anotadas en el mapa, además de otro buen puñado en la Unión Europea y México, pero dichos compradores en su pleno derecho de privacidad prefieren no revelar el lugar al que ha llegado su ejemplar, y por tanto desconocemos el paradero de nuestras criaturitas. Ojalá nos vayamos enterando de dichos lares, ir copando el mapa LCDOM nos hace mucha ilusión!
      Muchas gracias por tus palabras, Daniella, un par de abrazos de vuelta para ti!

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s