(Enésimo) aviso para navegantes

Este post no os va a pillar por sorpresa. De hecho, si esta entrada se os antoja inesperada aquí (en LCDOM) y ahora (a principios de octubre), quizá deberíais revisar vuestro catálogo de hallazgos inesperados, porque digamos que este mensaje fresco, lo que se dice fresco, pues casi que no. Pero como eso no significa que pierda vigencia, vamos a machacar otro año el tema un poquito más.

¿Y qué os decimos cada año a estas alturas de órbita alrededor del Sol? Pues como en el fondo sois todos muy avispados (o, al menos, bastante más avispados que los administradores del Otro Mundo), sabéis que nos disponemos a reiterar este comunicado:

EL PRÓXIMO DOMINGO 24 DE OCTUBRE, PARA CELEBRAR SU DÍA INTERNACIONAL, ¡ABARROTEMOS LA BLOGOSFERA DE BIBLIOTECAS!

La propuesta es bien sencilla: ese día, colguemos una entrada que hable de la biblioteca. Ese de engloba todo tipo de temas: sobre la biblioteca en abstracto, sobre una biblioteca en particular, sobre qué hago en la biblioteca, sobre cómo me siento en la biblioteca, sobre porqué no voy a la biblioteca, sobre porqué me cabrea que el anterior diga que no va a la biblioteca, sobre porqué me parece especial que haya un día de la biblioteca o sobre por qué englobo las jornadas de la biblioteca y de la admiración hacia tragar sables al mismo nivel. Y también denotar que ese de engloba todo tipo de apuestas: un post de una palabra o de diez mil, una fotografía, un podcast, un dibujo, una canción, una frase, un mensaje de error porque te has quedado sin conexión en la biblioteca, un meme, ¡yo qué sé! El tema es que, por un día, tras toda una existencia entre los humanos y con pleno merecimiento, la biblioteca sea la protagonista de su Día Internacional también en los blogs del planeta.

Por nuestra parte, a modo de agradecimiento por vuestro esfuerzo, nos comprometemos a dedicar nuestro siguiente post (tras el publicado el 24 de octubre, se entiende) a difundir vuestras entradas de apoyo por el Día de la Biblioteca. ¡Qué menos!

Sin embargo, este año el calendario dispone que la jornada de nuestros amores caiga en domingo, y nosotros sabemos que los domingos, tras una ardua semana de duro trabajo, tenéis más ganas de pastar por los prados y triscar por los valles acompañados de amigos o (coaccionados por) vuestros pequeñines. Inspirados por vuestras ganas de respirar aire fresco, se nos ha ocurrido que no estaría mal redoblar la apuesta. ¿Por qué dedicar una sola jornada a loar una de nuestras instituciones favoritas, cuando entre todos podemos tirarnos siete dedicándole alabanzas?

¿Por qué no convertimos el Día de la Biblioteca en la Cibersemana de la Biblioteca?

Amigos, lo que os proponemos es que una de las entradas que decidáis brindar a la blogosfera entre el lunes 18 y el domingo 24 vaya dedicada a honrar la labor de estos templos de la memoria, un cibertsunami bibliotecario de duración semanal para que nuestras cultas amigas puedan estar tan orgullosos de nosotros como nosotros lo estamos de ellas. Ahí os lanzamos el guante, en vuestra mano está aceptar el desafío (y también lo está darnos un toquecillo para que sepamos que las bibliotecas han contado con vuestro granito de arena, para que podamos agregar vuestros enlaces a nuestro siguiente post Hall of Fame de amigos de la biblioteca). A nosotros este año nos toca alabar desde la narrativa y así será; deseando estamos descubrir qué tenéis vosotros en mente.

El colofón de este año se lo hemos dejado a Borges, que ya lo tenía preparado desde hace bastante tiempo:

32 comentarios en “(Enésimo) aviso para navegantes

  1. Es una excelente propuesta cuya paternidad no merecéis. Pero en favor de las bibliotecas en general y las librerías en particular. Sobre todo las de segunda mano, voy a rebloguear está entrada a ver si de paso crece algo la audiencia. Un abrazo.

    Le gusta a 2 personas

  2. Pingback: (Enésimo) aviso para navegantes – funguskingdom

  3. Reblogueó esto en La estaca clavada 2.0y comentado:
    Ignorando de dónde nace está excelente propuesta. En favor de la buena marcha del negocio de los y las escribidoras y la supervivencia de las bibliotecas en general y/o librerías de segunda mano en particular. Reblogueo esta entrada que espero no resulte ser sujeto de plagio.

    Me gusta

    1. Lo cierto es que lo de la paternidad no merecida lo habíamos tomado a broma, pero tras leer lo redactado en el reblogueo, comentándose varias veces que quizá nuestra propuesta es un supuesto plagio, me he quedado estupefacto como pocas veces. Como la acusación no proviene de ningún troll que solo pretenda protagonismo casual, sino de alguien cercano a este blog desde sus inicios, suponemos que la acusación está fundada en algo muy concreto. ¿Podrías sacarnos de dudas, por favor?

      Le gusta a 1 persona

      1. Perdónenme ustedes, pero quién se protege ante una posible acusación de plagio. por mucho que le seduzca la idea, es un servidor, que además de su más atento lector, se siente un poco ladrón cuando presiona el botoncito del reblogueo.
        Lamento que la broma haya perdido el gas para sostener la teoría de la conspiración. Les iba a acusar también de la caída general del tinglado del señor Zuckerberg pero ya no me atrevo a tanto y proclamo su absoluta inocencia en el asunto que nos ocupa.
        Mea culpa – Esto está escrito en latín y nada tiene que ver con la fisiología.
        Así pues añado que la idea de celebrar una semana de fiesta literaria es lealmente reconocida como suya. En tanto no se demuestre los contrario, eso sí.
        Un saludo.

        Le gusta a 2 personas

      2. Pues dada esta exposición de los hechos, qué duda cabe que el escaso intelecto de este otromundista no ha sabido captar una broma… Mea culpa por mi parte, y mis disculpas agregadas. Supongo que tiene que ver con el tema del plagio me toca bastante, teniendo en cuenta que cierta tipeja se sacó la licenciatura defendiendo un Proyecto Fin de Carrera que era en gran parte un plagio de un artículo científico que publiqué allende los lustros, presentando mi investigación y definiciones como propias. Cuando descubrí el pastel y resultó imposible contactar con aquella fan de Ana Rosa Quintana lo hice con la directora de su PFC, que primero se hizo la loca y después la despistada, para concluir todo al final con que mi esfuerzo será, para todo aquel que visite su PFC, su esfuerzo… el que hizo por copiar y negar su auténtica autoría, se entiende, porque nunca recibió ni un leve aviso por su delito documental.
        Esto no viene al caso de hoy, pero espero que se pueda entender que, si he sido suspicaz sin que se mereciese, es porque ya salí escaldado en su momento. Mis disculpas de nuevo
        Esperemos conmemorar el Día de la Biblioteca sin recordar plagio alguno, que la cita lo merece. No sabemos si la idea de celebrarlo una semana en vez de un solo domingo habrá surgido a cientos por más lares, pero, si así ha sido, toda piedra hace pared y así uniremos fuerzas entre todos. Menuda semanita nos esperaría, desde luego…
        ¡Saludos!

        Le gusta a 3 personas

      3. Mi estimado sufridor. El aprovechamiento del esfuerzo ajeno es norma de esta nación de bestias. Sí, se admiten quejas. Pues feo queda abonar nada a cambio de poner una coma a un trabajo arduo y arrear con la ganancia completa
        a la chita callando o argumentando que merecía el premio por flagrante defecto de forma. Serán en todo caso siete días o incluso tal vez una feliz semana.

        Le gusta a 1 persona

      4. Si solo tuviera que publicar y escribir eso seguramente sería curioso, pero cuando tienes otras cosas en marcha, todas con fecha y algunas ineludibles, tal vez la curiosidad es en realidad exceso de trabajo, no falta de interés o voluntad, sino límites propios de cualquier humano, aunque cada uno con los suyos…. Gracias

        Le gusta a 1 persona

      5. No osaríamos acusar a nadie de desinterés por no ofrecer a su comunidad bloguera una entrada sobre la biblioteca, faltaría más que fuésemos exigiendo a la gente trabajos absorbentes con plazos ineludibles… Al igual que la biblioteca, planteábamos una idea abierta a la que cualquiera pueda acceder si así lo desea y entra en su disponibilidad.
        Es deformación profesional, hasta los símiles se nos van a la biblioteca… ¡Si es que la biblioteca vale para todo!

        Le gusta a 1 persona

      1. A mí me ha servido para hacerme una idea bastante precisa de los eones que hace que publicamos nuestra primera y única novela… Y darnos cuenta de que se nos puede llamar oficialmente vagos al respecto.
        Oye, y si lo averiguas comparte tu conocimiento al mundo, ¡que nosotros también tenemos derecho!

        Le gusta a 1 persona

      2. He encontrado esto que me sirve: «…su piel azulada había comenzado a brillar con más fuerza. Su pelo negro caía lacio sobre la mitad de su rostro… …unos sensuales labios de color morado… … fino tejido que se ajustaba a su piel, donde podían verse grabadas las constelaciones de un cielo nunca antes visto».
        Me falta el color de los ojos, ¿azul?

        Le gusta a 1 persona

  4. Hola, no me pilla con la guarida baja y ya anoté en un post it (la notitas de toda la vida…ni sé para qué lo escribo en inglés pfft) el día así homenajeo como corresponde a las queridas bibliotecas y sus moradores. Ya veré que escribo…algo se me va a ocurrir (Disculpe, señorita Musa ¿Cuánto es la tarifa este año?)
    Saludos 🙂

    Le gusta a 1 persona

    1. Ya, ya nos quedó claro en tu anterior comunicación que si a alguien de este planeta le tenía en vilo la fecha de participación en el ciberespacio para alabar la jornada de las bibliotecas y no la iba a dejar pasar de largo, esa no era otra que la única, la incomparable, la saltadora del viento: ¡vos!
      Desconocemos la tarifa de este año porque no estamos al tanto del cambio de divisas existente entre nuestro pedazo de tierra y el tuyo, pero aún así vamos a pronosticar que resultará rentable en términos de satisfacción.
      Aguardamos ávidos tu propuesta de este año, ¡más saludos!

      Le gusta a 1 persona

    1. Pues suponemos que, aguardando entre las estanterías, se encuentran libros peligrosos capaces de hacerte cambiar por dentro de una manera que como lector no esperas, pero como para secuestrar tus sentidos primero necesitan que te acerques y los secuestres tú a ellos, vaticinamos que rencor, lo que se dice rencor, no te guardarán ninguno. Eso es lo bueno de las bibliotecas: podemos abandonarlas durante décadas incluso, que siempre seguirán ahí cuando decidamos volver a ellas.
      ¡Un saludo!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s