Coma reversible

Contemplando este pequeño rincón del ciberspacio, evocando los intangibles instantes de gloria que nos ha parecido percibir, me viene a la mente la pregunta “¿cómo muere un blog?”. Abandonado a su suerte durante los últimos meses y con una comprometida solución de continuidad, cabe cuestionarse si asistimos a los postreros estertores del Otro Mundo en la blogosfera.

No es nuestro deseo, vaya eso por delante antes de proseguir aporreando el teclado, pero no es menos cierto que los recursos se han ido agotando tras tantos años de entradas felices, logros compartidos y algún que otro pesar. Y es que la suerte de esta bitácora nació fundida a la de la novela que le da título, y, para qué negarlo, la trayectoria de dicho libro parece haber traspasado su cenit años ha. No significa que no se puedan intentar vías alternativas para reflotar la historia, lo cual probablemente pasa por desligar la senda de LCDOM de su editorial, pero eso, a tenor de pretéritas experiencias, no va a resultar tan sencillo como se plasma sobre el papel. Con independencia de que un contrato la obligase, si una empresa no te ha facilitado las cosas cuando jugabas mucho a su favor, ¿lo va a hacer cuando pretendes quitarle hojas a su catálogo? En fin, todo lo referido a esto puede constituir toda una historia, pero ya la transitaremos en su momento.

El hecho es que la novela ya no puede aportar más al blog, ese flujo bidireccional fue truncado hace bastante tiempo ya, lo cual podía haber herido de muerte al presente website, pero por una serie de circunstancias el ciberLCDOM siguió adelante. En los últimos años fueron los diarios de cuarentena que narraban las crónicas enjauladas de una murciana y un tío raro aquí presente, y antes de eso una serie de relatos que fueron premiados en sendos certámenes no sé muy bien de qué manera, porque la racha de triunfos se desvaneció tan rauda como apareció, abarcando un buen año que se quedó en… un buen año y ya (pero que conste que sé que vale más haber amado y haber perdido que nunca haber amado). Y antes de eso, el blog sobrevivió con entradas a las que vosotros dabais alas en los comentarios, y posts que nacieron gracias a vuestras reseñas de LCDOM y también a vuestra inenarrable osadía: un gran ejemplo de esto último es El crossover del Otro Mundo, originado por la diestra mano de Luna Paniagua a la hora de plasmar su arte. Fueron buenos tiempos, pero el tiempo verbal es el correcto: fueron. A finales de julio de 2021 y tras varios meses sin actualizar esto de aquí, podemos aseverar sin ambages que estamos secos. No es que queramos, pero parece evidente. No sabemos si esto puede seguir hacia delante.

¿Alguna vez habéis condenado un blog? Por aquí sí lo hemos hecho, y algunos incluso rememoraréis de cuál os hablamos al recordaros que apareció en la cuanto menos pintoresca entrada titulada La gamba de tu vida. Y lo cierto es que la desaparición del MSN space de la Página oficial del Movimiento de Liberación de Crustáceos submarinos fue una muerte dulce, un blog que decía adiós porque ya había dicho todo lo que tenía que decir y que concluyó con una votación que vanagloriaba el dibujo de una gamba montada sobre una tabla de surf. ¿¿¿Acaso se puede pedir más??? Pero la carga emotiva de contemplar impotentes cómo se diluye el rincón digital asociado a tu opera prima literaria va mucho más allá de aquel remoto finiquito crustáceo. No podemos obviar el diagnóstico de este blog: estamos en coma.

Mas encontrarse en coma significa que no estamos muertos todavía. Probablemente aún nos resten unos últimos estertores, como confiamos que se produzcan por alguna evolución en el devenir de LRDLP (en esta entrada podéis recordar qué queremos decir con esto), porque lo cierto es que tenemos ciertas esperanzas con que dicha historia arribe a algún destino y que este sea en verdad feliz. También retornaremos a la vida seguro en octubre, porque por estos lares el post para celebrar el Día de la Biblioteca es sagrado y no vamos a morir sin conmemorarlo un añito más. Y quién sabe si alguna vicisitud más se nos cruza por el camino y nos obliga a inyectar vida a este aletargado espacio para narrar dicho envite… El caso es que esta propia entrada indica que nuestro coma es reversible y nunca sabes qué te depara el mañana, ni siquiera en algo que a priori puede parecer tan banal como enviar unas cuantas palabras a tus contactos de la blogosfera. Vale, os avisamos desde ya que no nos esperéis en agosto, que en el Otro Mundo hace el mismo calor en verano que en Elche y eso, por lo que sea, nos obliga a tomárnoslo de vacaciones también en el entorno digital.

Aparte de eso, seguiremos dando la murga… algún día.

Le hemos pedido al video que comenzase en el segundo 24, pero dice wordpress que los comatosos no tenemos derechos.

22 comentarios en “Coma reversible

    1. Eso por descontado: aunque fuese el último post que se viese colgado en este blog, la entrada del Día de la Biblioteca será publicada en LCDOM sí o también. De hecho, no sé muy bien qué voy a cenar esta noche pero sí creo que ya tengo en mente lo que vamos a escribir para publicar dicha jornada, no te digo más…
      Gracias por pasarte, Aurora. ¡Un saludo!

      Le gusta a 1 persona

  1. Ni coma ni con como. Increíble que os suceda nada que contar durante el montón de tiempo que transcurre entre una y otra entrada. Sois más aburridos que una ostra o más vagos que la chaqueta de un guardia? La murciana, reina del Otro Mundo, dice que debe ser otra la causa y no la falta de imaginación. Así que cuando llegue la inspiración procurad que os pille delante del ordenador. Leñe!!

    Le gusta a 1 persona

    1. Historia real: la murciana se encuentra presente cuando veo este mensaje, así que, por referencias, lo leo en voz alta. Acto seguido profiere enérgica: “¡a mí que no me utilicen!”. Bueno, pues a ese respecto, la reina del Otro Mundo ha hablado.
      Quién sabe, igual si nos parecemos a la chaqueta del guardia ese, pero, de momento, un par de entradas más duraremos, no nos cabe duda.
      Eso sí, después del verano, que por aquí hace demasiado calor y la inspiración se fuga…

      Le gusta a 1 persona

      1. Lo cierto es que ahí has hilado con bastante tino, porque, con la cantidad de vertidos que sufre el pobre Mar Menor, no parece descabellado que uno de los hipocampos autóctonos haya decidido mutar a un derivado de Godzilla.
        Seguiremos informando a pie de playa.
        (Si nos atrevemos a acercarnos, porque el agua da un poco de asquito así de primeras…)

        Le gusta a 1 persona

    1. Pues sí, justo de eso va la cosa: nos hemos hecho conscientes de la futura mortalidad de la bitácora, sea esta más o menos próxima, y la presente entrada nos sirve para ir haciéndonos a la idea de la misma. El trayecto ha sido (está siendo) bonito, con lo que, si podemos estirarlo, seguramente lo haremos.
      ¡Gracias por pasarte y aportar!

      Me gusta

  2. Noo, no puede ser un punto y menos final, quizás una coma, unos puntos suspensivos. Disfrutad de las vacaciones que seguro vendrá la inspiración. No creo que vayáis a quedaros secos, son solo estos calores veraniegos. Y tampoco quiero echar de menos vuestro blog😉 siempre me ha encantado.
    Un abrazo y espero que regreséis por aquí

    Le gusta a 1 persona

    1. Aquí lo extraño es que te dé tiempo a pasarte por otros blogs entre viaje y post y viaje y post y viaje post (etc. etc.) para el tuyo, pero bueno, se agradece la visita y se añade mérito a la misma. Pues como ya hemos dicho por ahí, simplemente nos hemos hecho conscientes de la mortalidad futura del blog, pero no significa que echemos la persiana mañana… Ya se verá cuándo. Mientras tanto, un par de posts más adelante seguro que caen.
      Ahora bien, que te dé tiempo a verlos entre viaje y post y viaje y post y viaje post (etc. etc.) ya es otra cosa…

      Me gusta

    1. En verdad la entrada nos sirve para darnos cuenta de la propia mortalidad del blog, para ir acometiendo la etapa de duelo antes de que suceda el finiquito para ir acostumbrando nuestra mente y, llegado el momento, no nos suponga algo traumático. Pero que vamos a seguir tirando hacia delante mientras siga existiendo hálito de vida, ¡por descontado! Quién sabe si la tácita rendición acaba convirtiéndose en explícita resistencia con el paso del tiempo… De momento, nos iremos leyendo.
      ¡Gracias por pasarte!

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s