Oda a la babyoteca

Hace hoy justo un año (y no se puede decir que se trate de una casualidad) os hablamos largo y tendido de las desavenencias completamente reales (siempre que no busquéis la verdad en otro sitio más creíble) entre los hermanos Ibarra, y como devinieron estas en dos bibliotecas distintas pertenecientes a la Red Municipal de Elche. En aquel momento nos pusimos de parte de Aureliano, el primogénito, presentándolo como principal damnificado, pero ¿quiénes son las verdaderas víctimas en todas las desavenencias familiares? ¡Los niños, siempre son los niños! ¿Pero es que nadie va a pensar en los niños? Menudos cenutrios estamos hechos: nosotros apoyando la justa causa de Aureliano, el sucesor vejado, en vez de centrarnos en los niños…

Pero eso ya no nos vuelve a pasar. Al menos, este año, no. En esta festiva jornada, dedicamos su Día Internacional a la sala infantil de la Biblioteca Pedro Ibarra, a la que, solo por hoy, llamaremos Pedrito para que la sección de adultos se dedique a lo suyo.

¡BIENVENIDOS A LA BIBLIOTECA, NIÑOS!

Vaya… Casi se nos olvida que 2020 no da un solo respiro a casi nadie, y las bibliotecas no son una excepción. Ya os comentamos las penurias que los usuarios de bibliotecas como Pedrito han de padecer en sus carnes en el post de Silencio en la biblioteca, y todas estas dificultades permanecen intactas. Pero no: hoy es un día de celebración, es la jornada especial de las bibliotecas, y, en lugar de centrarnos en los placeres de los que nos han despojado, preferimos gritar que Pedrito todavía sigue ahí, más que dispuesto a compartir sus libros favoritos con todos los niños que decidan arrimarse a su vera. ¿Y qué tiene Pedrito que pueda interesar a Pablito, a Laurita, a Carlitos, a Edurnita o a (añadir aquí el diminutivo del niño que mejor te caiga, o incluso del tuyo)? Y antes de deciros lo que tiene, os aseguramos lo que no tiene: un fantasma, porque el espectro está en la sección de adultos. Hay que felicitar al arquitecto por ello, porque ubicar al ánima donde también los niños, de verdad, habría sido un error bastante gordo…

Respecto a lo que sí tiene la sala infantil de la Biblioteca Pedro Ibarra, Pedrito tiene de todo. ¿Quieres libros para aprender las mayúsculas o las minúsculas, o con pictogramas para que comiences a sospechar lo que te depara el mundo sin que te líe nadie que no se sabe explicar? ¿Quieres libros en valenciano, inglés o francés, aunque aún no te aclares ni con el castellano? ¿Quieres poesía, teatro, novela, dinosaurios, conquista espacial, películas, mangas, batacazos reiterados de Mortadelo, Tintín hablando con un perro que nunca suele estar de acuerdo con él, Greg sobreviviendo como puede a sus renglones, Astérix utilizando sustancias dopantes sin control, futbolísimos futboleando, Harry Potter asumiendo mayores responsabilidades de las correspondientes para su edad, tediosas lecturas de clásicos exhortadas por los profesores de turno? Sí, sí, sí, sí, sí, sí, sí, sí, sí, ¡sí a todo! Toda esa imaginación desparramada por cada uno de los materiales sigue en la biblioteca, y somos incapaces de proclamarla toda porque somos adultos y parte de nuestra fantasía claudicó por el camino de la madurez. Aún así, queremos mostrar un par de pinceladas sobre Pedrito, cuya distribución ha cambiado dado el protocolo sanitario. En primera línea de barricada se han dispuesto las novedades de todas las categorías por edad (tejuelo azul para niños de 0-7 años, rojo para 8-9, verde 10-11 y blanco hasta 13 años, porque a los 14 ascienden a adultos a ojos de Pedrito, Pedro e incluso Aureliano) y secciones (cómics, novela, materias CDU, películas, revistas…).

Y si bien es cierto que una biblioteca no es el lugar idóneo para espetar “Una imagen vale más que mil palabras”, ante la imposibilidad de mostrar el infinito universo de imaginación que abarca en sus fondos, allá va una retahíla de rincones que Pedrito ansía descubrir a sus amiguitos infantes. Comenzamos por los apartes que hacen las colecciones más populares, como los Gregs, Stiltons y barcos cuya idea de locomoción se quedó varada en el vapor:

Aunque zonas más típicas de cualquier biblioteca infantil son las secciones de cómic, CDU o novela juvenil, e incluso la colección de audiovisuales (vale, Pedrito no es particularmente potente en esta última en comparación con otras bibliotecas de la red ilicitana, pero somos todos amiguitos y lo del préstamo interbibliotecario nos sale de rechupete):

Y no me pienso resistir a los documentos que alberga Pedrito y más gustan a esta orilla del Otro Mundo: ¡los libracos! Documentos de desmesuradas medidas, lo que quizá los convierta en menos manejables, pero que requieren dicha longitud dado que extraordinarias ilustraciones requieren extraordinarias dimensiones. Para los papás que disfrutan bucendo en los trazos mientras los niños bucean en sus historias.

Pero si aún no habéis quedado plenamente convencidos… ¿Qué me decís de este conejo?

Si Jacominus no os ha hecho tilín, poco más podemos hacer por vuestra alma juvenil. Lo que sí estamos en disposición de realizar es desearos, tanto a vosotros como a Pedrito, un muy

¡¡¡FELIZ DÍA DE LA BIBLIOTECA!!!

y animaros a que nos dejéis en la sección de comentarios de esta entrada vuestros posts celebrando esta jornada, ya que dedicaremos la siguiente publicación del blog a difundir las odas a la biblioteca que habéis ideado en vuestros respectivos reductos de la blogosfera.

¡Nos vemos pronto, tanto aquí como en la biblioteca!

28 comentarios en “Oda a la babyoteca

  1. Allá que me iría yo, reconvertido en chicuelo, a rememorar esa infancia de libros, de palabras e ilustraciones que hacían volar por mundos soñados y realidades distintas y cuyos recuerdos permanecen, con la misma ilusión, en la mente adulta.

    Buen Día de la Biblioteca; poco importa la boca embozada si los ojos y el cerebro siguen abiertos y libres.

    Y, para celebrar este Día, mi contribución

    Salud.

    Le gusta a 2 personas

  2. Encantada de conocer a Pedrito 🙂 mis mejores recuerdos bibliotecarios son de la sala infantil de la biblioteca de mi ciudad. Para celebrar el Día yo os llevo de paseo a una biblioteca muy molona y con mucha solera, tanta, que suele aparecer en los rankings de ‘bibliotecas más bonitas del mundo’ ¿Me acompañáis a las antípodas?
    https://tecuentodeviajes.com/2020/10/24/que-ver-en-melbourne-state-library-victoria-la-biblioteca-mas-bonita-de-australia/
    Gracias por esta bloginiciativa vecinos 🙂 salud-os!

    Le gusta a 2 personas

      1. Para el próximo 24 de octubre esperamos una obra de teatro por lo menos, ya puestos a romper esquemas…
        Por otra parte, Pedrito es la única biblioteca infantil de la Red BPM Elche que abre los sábados, por lo que puedes estar tranquila al respecto: aunque sea por obligación, Pedrito es tan sabatino como el que más.

        Le gusta a 1 persona

  3. Hola, lo prometido es deuda asique aquí les va mi entrada en homenaje a las queridas bibliotecas, no sé si cumple con los requisitos pero me la pasé bien escribiendo. Me vino un poco de inspiración, una musa aburrida pasó por mi casa, y terminé escribiendo un ¿relato? No sé muy bien como definir las cosas que se me ocurren, en fin que aquí está: https://saltosenelviento.wordpress.com/2020/10/24/en-la-biblioteca/

    Y con respecto a su entrada: magnifique comme toujours (estuve curioseando los libros de francés de la sección de Pedrito :-P) Saludos 🙂

    Le gusta a 1 persona

      1. Sin bibliotecarios/as ¿las bibliotecas tendrían razón de ser o sólo serían un lugar donde almacenar libros? Yo creo que los espacios los hace la gente, un honor poder rendir doble homenaje, aunque tienen su día específico están muy ligados al lugar físico. Saludos de vuelta 🙂

        Le gusta a 1 persona

      1. O gracias a las bibliotecas por compartir con nosotros su labor, ya que nosotros solo intentamos ser un humilde altavoz en su día especial. No sabemos si algún día prestarán servicio de nietecitos, pero a día de hoy, por lo menos en la Red de Elche, no nos consta.
        ¡Gracias por pasarte, como siempre!

        Le gusta a 1 persona

  4. Pingback: Amigos de la biblioteca – Las crónicas del Otro Mundo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s