Somos Gardel

Está claro que, cuando un ilusionado escritor novato consigue publicar su primera novela, el sueño inmediato del mismo es que su historia se disperse hacia todos los puntos cardinales, conquistando todos los territorios inexplorados por sus letras. Lamentablemente, poco (o mucho) tiempo después el autor se da cuenta de que su libro no es precisamente Alejandro Magno en cuanto a apoderarse de nuevas tierras y lectores por él mismo, y que necesita un empujoncito para llegar a la gente.

Un empujoncito con la potencia de la bomba atómica, porque de lo contrario su novela apenas llegará más lejos del salón de casa, lo cual sería una pena porque en realidad el autor ya se ha leído su libro y tiene la esperanza, o al menos eso sospechamos, de que le gustaría que alguien más lo hiciese.

Hoy en el Otro Mundo estamos muy contentos porque hace no mucho, por medio de un concurso, empujamos a un ejemplar al océano. No para que se bañase, sino para que cruzase nadando todo el Atlántico y se dispusiese a conquistar inexplorados territorios allende los mares. Como después comprobamos que el libro en papel se mojaba y no tenía pinta de poder llegar sano y salvo a aquellas nuevas tierras, decidimos que era más seguro que navegase por internet hacia el hogar de la ganadora.

Y así ha sido como LCDOM ha conquistado una tierra en la que se puede aspirar y a los Grammy, o así lo expresa cierto oriundo de aquellos lares a saber con qué aviesas intenciones. Lo cierto es que no se puede negar que algún que otro desconocido entone no del todo mal canciones que nadie ha escuchado jamás, para qué ocultarlo. También son mucho de darle a la pelotita, por lo visto. Se rumorea que entre todos esos que sudan persiguiendo un balón (y que cobran burradas por perseguirlo que pesan más que un ejemplar de LCDOM, a saber qué habrá dentro del susodicho balón para ir todos detrás de él como posesos) hay alguno chiquito pero matón. Resumiendo: que el Otro Mundo arribó a otro mundo en los que se encuentran famosos y variopintos tesoros.

Pero para nosotros el auténtico tesoro de la nación va dando saltos en el viento y se llama Coremi, la ganadora del sorteo internacional con motivo de nuestra segunda edición. Su victoria abrió de par en par las puertas de Argentina a un humilde ejemplar de LCDOM, y no veáis lo bien que queda en el mapa agregar dicho país a los visitados por nuestra historia. Bueno, mejor dicho: sí, vedlo, que para eso el mapa está en la columna derecha del blog. ¿Para qué iba a estar ahí, si no?

¡Pero no acaba ahí la cosa! Nuestro tocho ya ha sido procesado de cabo a rabo por Coremi, y dicha benefactora ha tenido a bien parir una nueva reseña desde el Nuevo Mundo. Es cierto que piensa que los autores de LCDOM son el dúo dinámico (menos mal que no nos ha oído cantar), pero como no estamos dispuestos a lanzar un disco (ni falta que hace) nos sentimos muy honrados de compartir con vosotros una crítica más del Otro Mundo. ¡Gracias, Coremi!

Saltos en el Viento

NOTA INTRODUCTORIA(QUE SE PUEDEN SALTEAR SI ASÍ LO DESEAN. LA OPINIÓN DE LA NOVELA COMIENZA LUEGO DE LA LÍNEA, SÍ LA LÍNEA): Probablemente esta sea la entrada más difícil que he tenido que escribir hasta ahora, esto de tener un blog como pasatiempo de repente se ha convertido en algo serio, en donde jugar con la escritura se ve algo trastocado por una palabra: presión. La presión de que mi opinión por primera vez, y sospecho que última, será leída por los mismísimos autores. Asique tengo dos puntos que espero llegar a cumplir:

a) Hacerle justicia a la historia.

b) Que los lectores frecuentes de SV no crean que por ser seguidora del blog de los autores estoy siendo complaciente. Si me pagaran quizá lo haría, pero no es el caso: Las Crónicas del Otro Mundo no auspicia este blog, y ya que estamos ninguna otra marca…

Ver la entrada original 814 palabras más

Anuncios

16 comentarios en “Somos Gardel

    1. Muchas gracias, Raúl, en verdad cada nueva marca en el mapa es un gozo y cada nuevo país tintado el éxtasis, pero sin perder de vista lo más importante: las historias se escriben para ser leídas, y ese es el auténtico logro, que el Otro Mundo sea leído tan lejos de casa.
      Siempre es un placer verte por aquí, ¡un saludo!

      Me gusta

  1. Coremi

    Hola, ¡bieeen! entré en el “Salón de la fama de LCDOM” qué orgullo 🙂 Jajaja, bueno “tesoro nacional” es un poco exagerado XD, pero gracias de todas formas. Si para mí ustedes son el dúo dinámico, entonces es válido que yo sea un tesoro nacional (?) Y me da mucha risa mientras lo escribo porque miraba una novela (dorama) coreana donde había un grupo de chicas que cantaban pop y se llamaban “National Treasure Girls”: https://www.youtube.com/watch?v=REGWD4WjANo Y me trajeron recuerdos XD.
    Lo dije y lo vuelvo a repetir las veces que haga falta: un placer haber leído su libro y espero que sigan cosechando reseñas por otros lares 🙂 Saludos y nos leemos 🙂

    Le gusta a 1 persona

    1. Está claro que si desde Corea van insinuando que sí, que eres no UN tesoro nacional, sino EL tesoro nacional, es evidente que lo eres. De hecho vamos a tener que tomar medidas. A saber: Espartillar será la nueva capital de Argentina, tú serás nombrada ministra de cultura, LCDOM será una lectura obligatoria en los colegios y el coreano segunda lengua oficial del país. El himno nacional nunca será interpretado por el dúo dinámico, por supuesto.
      Gracias de nuevo por la lectura y reseña, y, como ministra de cultura, ya esperamos ese club de lectura…

      Me gusta

  2. No me he olvidado de vosotros, como de nadie de mis amigos, pero bajan aguas tormentosas por mi casa que me obligan a tener la puerta casi siempre cerrada.
    Y me alegro mucho por ese vuelo trasatlántico, seguro que las crónicas aún llegarán más lejos, caminan lento pero con decisión, felicidades.
    He leído la reseña de Coremi y me ha gustado mucho y la suscribo, quizá un día os haga yo una, con un poco de tiempo y retomando de nuevo la lectura. Como decía en mi comentario a Coremi, tenerlo en papel me crea la necesidad de volverlo a leer, para mí no es lo mismo en formato digital, donde es difícil ojear lo anterior, buscar en otros sitios el personaje porque se me pasó un detalle o indagar cuando apareció por primera vez uno u otro protagonista.
    Un abrazo, dos…

    Le gusta a 2 personas

    1. En primer lugar, sentimos leer que no son buenos momentos para ti. Ojalá tengamos noticias tuyas pronto en las cuales puedas decirnos que ya ha pasado la tormenta.
      Gracias por alegrarte por nuestro brinco para saltar de nuevo el charco, esta vez con reseña y todo. Y claro, si algún día te animas con relectura e incluso reseña, nos encantaría (aunque eso ya te lo imaginabas). Como dice Coremi, el libro es interpretable en función del lector, y resultaría curioso ( y enriquecedor, al menos para nosotros) conocer entre todos cómo ha evolucionado la historia en cada uno. Es una suerte haber podido escribir algo en el que las piezas se han de unir, en vez de mostrar un puzzle completamente marcado.
      Y sí, nosotros también somos más de libro físico. Tienen ese algo que nos gusta.
      ¡Abrazos, Estrella!

      Le gusta a 2 personas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s