Pura vida

Como ya sabéis, los autores noveles, ya sea mediante autopublicación o a través de editoriales que no pueden dar demasiado bombo a las novelas que editan, viven casi exclusivamente de las reseñas que se hacen de sus libros. Las críticas, grandes y pequeñas, se convierten en oxígeno, en el agua creadora de energía que puede dar paso a que ese organismo vivo (puede que físicamente inerte, pero viviente en nuestras mentes a través de su historia) comience a existir en el mismo hábitat que otras entidades a su alrededor. Dar sus primeros pasos, crecer hasta convertirse en algo que más seres sean capaces de percibir y estén dispuestos a conocer.

Una reseña es vida, todos los escritores primerizos lo sabemos. Podemos rompernos los cuernos publicitando nuestra obra, podemos trabajar hasta la extenuación difundiendo a todas horas la presencia objetiva en el mundo de ese pedacito impreso de nosotros, que, de todas formas, sin un apoyo externo, todo ese esfuerzo personal constituirá una simple RCP, un masaje cardíaco que le estaremos aplicando a nuestra historia para que no muera, insuflándole nuestro aliento para que no acabe desapareciendo del todo. Por eso, una reseña es vida. Cada vez que nuestro libro recibe una crítica, en la pantalla del electrocardiograma aparece un pico, un latido, un hálito, y con ello la esperanza de que ese libro, esa parte de nosotros, puede salir adelante. Es su ración de alimento durante la hambruna, es su bocanada de aire en una habitación inundada, es su milagro de los panes y los peces, es su maná. Pero este no es precisamente un maná que cae del cielo: es un sustento que hay que sudar tinta china para poder obtener.

Con nosotros, esta parte ya os la sabéis: redes sociales, blog LCDOM y a trabajar para el libro, como si en vez de una creación nuestra fuera él el líder de una secta de edición limitada. Y oye, tampoco ha ido mal, ¿no? Hemos encontrado multitud de websites interesantes, hemos conseguido followers, hemos obtenido contactos y, por qué no decirlo, amigos (de estos cibernéticos que probablemente no verás en tu vida, puede ser, pero sí). Eso nosotros como autores, pero nuestra criatura también ha hecho sus pinitos por sí sola: LCDOM ha conseguido vivir una enésima primera vez en su existencia gracias a nuestro estimado Francisco Torpeyvago, sí, el de las historias malditas, al que parece que la novela le hizo un poco de tilín y nos regaló buena cantidad de latidos más en el electrocardiograma para la subsistencia del Otro Mundo, gracias a su fantástica opinión en Amazon. ¡Pero mira que eres majo, “mardito malandrín”! Y es que de eso ha sobrevivido LCDOM, de sus escasas pero buenas críticas en Amazon, que buena falta nos siguen haciendo (ejem, ejem…). Pero en nuestros corazones permanecía alojada esa espinita clavada, esa carencia de reseñas en blogs o cualquier tipo de websites, ese erial de críticas literarias extendido a lo largo y ancho de todo el Otro Mundo. Pero, como cualquier autor novel, la esperanza en nuestra propia historia es lo último que se pierde. Hay que seguir adelante y rezar porque algún día suene la flauta… o un arpa, o un pito, o lo que sea que suene: da igual lo que sea con tal de que suene. Porque, independientemente del instrumento que se precie, la primera reseña siempre suena a música celestial.

Lo podemos asegurar porque, por fin, la hemos escuchado.

Y no la sentimos como una simple RCP, ni la experimentamos como una prometedora estabilización del electrocardiograma, sino que la disfrutamos como emoción desencadenada, como alegría incontenible, como vida, pura y resplandeciente vida para el Otro Mundo.

La reseña de Las crónicas del Otro Mundo publicada por Sadire mientras cavilaba sus Divagaciones en Rosa (que, aparte de en su blog, también podéis encontrar en su  perfil de Facebook) constituye para nosotros una nueva primera vez que evocaremos hasta nuestro último aliento, y que convierte pues a su reseñadora en Historia viva del Otro Mundo y a la cual se lo agradecemos, como diría un niño, infinito más uno.

Ahí la tenéis: esperamos que la disfrutéis como mínimo la mitad que nosotros, pero simplemente porque, honestamente, nadie va a atisbar ni de lejos el deleite en la lectura de dicha reseña como nosotros dos.

Ya hacía tiempo que no os traía una reseña, ¿por qué? Pues porque mi última lectura ha sido un libraco de más de seiscientas páginas: “Las Crónicas del Otro Mundo” (Ed. Amarante) de Adrián E. Belmonte y Carlos López Moreno, dos chicos con un sentido del humor estupendo (lo sé por los comentarios que me dedican de vez en cuando) y una imaginación increíble (lo sé por lo mucho que me han sorprendido con su novela).

Y ¿de qué va esta historia? Se trata de una novela de ficción muy bien hilvanada, con un worldbuilding elaborado y trabajado a la perfección. Paso a mostraros la sinopsis y luego os daré mi opinión:

Una novela de ficción distópica proyectada sobre la psique humana. Si, tal como afirman algunos científicos, existe una consciencia global que nos conecta a todos, una “psicoesfera” en la que habitamos de manera inconsciente, entonces ¿puede…

Ver la entrada original 494 palabras más

Anuncios

64 comentarios en “Pura vida

    1. ¡Mira qué bien, comentario y minientrevista¡ todo en uno! La respuesta a la pregunta podría ser “No”, pero tampoco desentonaría “Muchos y ninguno a la vez”.
      El contexto del Otro Mundo se basa en una realidad que no se definiría de forma purista como alternativa ni virtual, sino que se relaciona con una ‘psicoesfera’ en la que habitamos todos de forma inconsciente, por lo que tuvimos que profundizar en ensayos y conceptos complejos de científicos como Vernadski o filósofos como Theilhard de Chardin para cimentar la historia, y experiencias reales que nos proporcionasen una base histórica, como el Proyecto militar Stargate. No obstante, como nuestro objetivo primordial era crear una historia original, algo distinto, por lo que nos alienamos por completo de cualquier tipo de escrito relacionado con ciencia ficción o fantasía. El motivo de ello era no vernos influidos de ninguna forma por aquellas historias, para evitar plasmar en la nuestra algo que hubiésemos absorbido. De todas formas, como estuvimos escribiendo LCDOM durante casi seis años, está claro que llegamos a leer alguna novela de dichos géneros, pero ya cuando nuestra historia había tomado su propia conciencia y parecía haberse distanciado lo suficiente de cualquier otra como para verse influida por las demás.
      Sin embargo, todos tenemos un bagaje. Todas las historias que hemos vivido y, lo que nos importa ahora, leído, forman parte de nosotros, así que sería inútil que se negase que no tuviéramos imbuido en nuestro cerebro algo germinado en otro libro que influyese en lo que íbamos escribiendo.
      Una cosa es innegable: nos enrollamos como persianas, y eso sí que es inherentemente nuestro!

      Le gusta a 2 personas

      1. Bueno, a mi no me importa leer una buena explicación, de hecho la pregunta que te hice me la hago con todos los libros que despiertan mi interés. De alguna manera como dices estamos todos influidos por aquello que hemos ido conociendo a lo largo de nuestra vida.
        Me encanta saber como un escritor ha ido desarrollando la idea , que ha influido en él, ya ves, soy así de curiosa.
        Gracias por tu amplísima respuesta ¡¡¡¡

        Le gusta a 1 persona

  1. Hoy prometo ser breve. De verdad. Lo juro.
    Primero: ¡¡Enhorabuena por la reseña! ¡Y nada más y nada menos que de Sadire! Todo un lujo.
    Segundo: Gracias por la mención. Pero la verdad es que fue todo un inesperado placer el que me deparó esa sesquilectura 😉

    Le gusta a 2 personas

    1. Vamos a ver, Francisco: extendernos (y te incluimos a ti en la afirmación) forma parte de nuestro encanto, así que, si lo de abreviar no nos va… ¿Pa qué vamos a hacerlo? Pero bueno, respetamos, que hay que aparentar para que el Otro Mundo parezca majo.
      Primero: Muchas gracias, no estamos haciendo palmas con las orejas porque ya se nos han desgastado los pabellones auditivos de tanto hacerlo. Nos parecemos a Van Gogh, pero al cuadrado cada uno, y al cuadrado otra vez.
      Segundo: Parecía prácticamente obligatorio mencionar al causante de uno de los hitos de LCDOM , y no tiene pinta de que vaya a ser la última vez. Aunque suene a amenaza, no lo es en absoluto: el Otro Mundo no olvida quien estuvo ahí.
      Así de duros somos.

      Le gusta a 2 personas

    1. Pues entonces qué te vamos a contar a ti que no sepas ya: leer como alguien corrobora que la existencia de tu criatura literaria vale la pena es algo que transciende al propio autor es un momento único digno de ser vivido. ¿Cómo no íbamos a agradecer de la forma que nos sale ese gesto a la persona que lo ha hecho posible? Estábamos inevitablemente destinados a ello.
      Gracias por pasarte, Mayte, un saludo!

      Le gusta a 1 persona

  2. Siempre es ilusionante leer que otra persona “gasta” su tiempo ya no solo en leer tu obra, sino, además, en escribir una reseña. Comentarios que pueden ser positivos, negativos, o una mezcla de ambos, pero siempre bienvenidos para mejorar en nuestra “tarea” de juntaletras 🙂

    Le gusta a 2 personas

    1. Siempre, una crítica constructiva nos debe obligar a crecer, y si la misma es una reseña negativa hay que percibirla como una oportunidad en vez de como una amenaza a nuestro ‘talento’, ¿o deberíamos decir ‘ego’? De todas formas, como bien apuntas, cuando existe una reseña buena o mala significa que alguien se ha sentido interesado por nuestras historias y ha decidido darles una oportunidad, lo cual pensamos que todos los que nos solemos congregar por estos lares agradecemos muy mucho cuando nos viene dado.
      Y si es una reseña como la de Sadire, ¡no te digo ná!

      Le gusta a 1 persona

  3. Al final tendréis que poner doble chincheta en el Sur…¿solo 600 páginas el e-book? Y yo con 2 kilos de libro (950 páginas) en la mesita de noche de mi marido. Tendré que comprar la versión digital, que espero, no acabe con la capacidad de memoria de mi kindle.

    Le gusta a 3 personas

      1. Oye, compararnos con la inigualable (afortunadamente) Tamara no nos parece nada bien, a ver si vamos a tener que ir modificando la entrada y dejarla menos bonica. O pagarte con la misma moneda y equipararte con Leonardo Dantés, lo que ocurra antes… No se puede negar que el hombre tiene hits inolvidables.
        (Desafortunadamente esta vez)

        Le gusta a 1 persona

    1. Es que el Maps no atina tanto como para poner una chincheta en la mesita de noche de tu churri y otra que persiga constantemente tu kindle: fallos inexplicables que tiene Google, ya tú sabes. ¡Lo que pasa es que nos gusta quejarnos por todo! 2 kilos, 2 kilos… ¡No cuela! Solo son 1,250 kg… Eso se levanta con el meñique de la mano mala, vaya que sí.

      (Estamos intentando disimular que el peso del tocho es el que es para obligar a la gente a comprar dos ejemplares, el segundo en digital para no romperse el brazo. Pero tú chitón, ¡que ya has picado!)

      Le gusta a 1 persona

      1. ¿Tan grave sería un programa, un “El Show de Elia” con resúmenes semanales, o diarios, o en cada informativo? Te pondrías un sombrero en forma de chincheta y así parecería que el Maps te sigue a todas partes. Y lo que es más importante y crucial: cada dos por tres (seis) sacarías alguno de los ejemplares de LCDOM que tienes por ahí y lo mostrarías a cámara.
        ¡Todos ganamos!

        Tú piénsatelo, que el Otro Mundo te apoya.
        (Siempre y cuando enseñes todos los días un ejemplar de LCDOM; si no, de apoyo nothing of nothing)

        Le gusta a 1 persona

      2. pues sí, sería muy grave un “El Show de Elia”. Mi imágen de mujer fatal se vendría abajo en 0,2… hago y digo demasiadas tonterías al cabo del día como para que se hicieran públicas.
        Ahora, lo del sombrero me lo apunto para los próximos carnavales 😉

        Le gusta a 1 persona

      3. A ver, si te apuntas lo del sombrero chincheta del Maps que sigue el paradero de LCDOM, amplía el marco del disfraz! Si empiezas a leer el libro, a esas alturas ya conocerás el atuendo de Vistinu, que es evidentemente la chica de la portada, así que te disfrazas de ella en representación del libro y con la chincheta encima triunfas seguro!
        O mira, te pintas la cara de azul y el resto te vistes de negro, y así es prácticamente como disfrazarte de la portada…

        Le gusta a 1 persona

  4. Bueno, bueno, bueno…
    Sigo ojiplática, sonrojada, agradecida y ¡vamos que me habéis dado la vida vosotros a mí!
    Gracias por las palabritas que me dedicáis, pero aquí lo importante es LCDOM, bueno y un poco el VciaCF😀😀
    Espero, con el ansia que me caracteriza, el nacimiento de vuestra próxima criatura. Y aviso a posibles lectores: si le dais una oportunidad a LCDOM, quedaréis atrapados por la magia que tienen estos chicos a la hora de escribir.
    Besacos!!!!

    Le gusta a 3 personas

    1. El tema es que no podemos estar dándonos las gracias una y otra vez, porque corremos el riesgo de entrar en un bucle infinito y entonces nos vamos a perder todos lo bueno de la vida: o sea, las colas del parque acuático, y eso es algo que no nos perdonaríamos. Por lo pronto, un consejo: si no lo has hecho ya, abandona tu ojiplatismo y corre a ponerte colirio. LCDOM siempre vela por la salud oftálmica de sus reseñadores.
      Gracias de nuevo (las últimas), Sadire, y AMUNT!

      Le gusta a 1 persona

    1. ¡Genial! Para LCDOM entrar en una lista siempre es una gran noticia, aunque sea en la de los 40 Principales si hace falta (aunque creemos que en esa tenemos un poquito menos de posibilidades de entrar). Y aunque sea eterna, algún día ascenderemos algún puesto aunque sea porque pierdas el libro que estés leyendo, ¡todo suma!
      Muchas gracias por la felicitación y la inclusión en la cola eterna, Laura. ¡Un saludo!

      Le gusta a 1 persona

  5. Sheila Mares

    Sin duda tienes razón y que difícil es darse a conocer. Y ya no te digo ser constante. Pero lo has ilustrado muy bien. Ahora solo hay que ponerse mano a ello y aprovechar. Me encanta escribir y algún día me gustaría que los demás disfrutaron de lo que escribo. Gracias.
    Un saludo.

    Le gusta a 2 personas

      1. Thank you! What really confuses me is that so many writers…..distain reading or commenting about chapters, poems, short stories that have SEX….or something alluding to sex in them. It’s like suddenly they become prudes….and it extends to writing where the enviroments are alien, other worldly, etc. It just closes down the mind when people do this. I don’t understand AT ALL, writers who do this. We get inspiration from all areas, aspects of life or imagination. In part I think because I write about ancient Japanese customs, eras, etc…and also with “Devil’s Revenge”, so much of this book (just about finished not the dreaded rewrite) has 18th century customs, mostly Parisian salon environment, etc….and of course, the Underworld., the fantascial world of Hell and it’s population, well, people…OTHER WRITERS…..don’t read because I think they are lost in this environment. They haven’t enough history or research into other cultures, eras to understand these things. Now this might not be an expression of ourselves, but to ignore or pass because ‘you have no knowledge of these things’….is moronic to me. How do we grow as writers? Certainly NOT by just reading the same old poetry, books, etc. We must spread our wings are drop ourselves in a climate, environment that we don’t have any knowledge of. That deepens our core knowledge as writers. Bah, sometimes we only write for ourselves and that can’t be helped much. LOL!

        Le gusta a 1 persona

      2. That rejection about these topics may only be due to the human factor. We are people before writers, and some people feel uncomfortable with issues such as sex, for example, and, being unable to manage it in their daily lives, they are also in their role as writer or reader.
        However, you are absolutely right that if a person really wants to grow as a writer, he must open up to many points of view, to new perspectives, to new areas, to leave his literary comfort zone to learn about those topics to which they are not accustomed. , so that later they decide with their own arguments if they really interest them or not.
        Thank you for your comments, Lady!

        Le gusta a 1 persona

    1. El papel de las reseñas es innegablemente importante en el mundo literario: eso no puede dudarlo nadie, y, si hay alguien que aún lo duda, ha de replantearse su postura hasta que llegue a la conclusión correcta. No obstante, el valor de las reseñas también parece calculable, pues es voluble en cuanto a su trascendencia según a quién vaya dirigida. Para un escritor ya conocido o que simplemente publique en un gran grupo editorial una reseña no resulta un activo sustancial; sin embargo, para cualquier autor desconocido, esa misma reseña es crucial, es decisiva, es crítica, es… pura vida. Vamos, lo que hemos dicho ya en la entrada, pero en pequeñito.
      Muchas gracias por pasaros, y suerte con las reseñas!

      Le gusta a 1 persona

  6. Son tan lindos… Hermosas las dos reseñas, y lo mejor, como dices, es que se reparta y que esto resulte bueno. Ahora, he de confesar que me siento presionada, siento a mi Kindle detrás de esta ventana abierta… “¿y vos qué? ¿para cuándo?”. Bueno, bueno… aquí la pérfida Albión no es fácil (la “Sra” es demasiado toca huevos) y estoy leyendo en inglés. Pero os juro (hablo varios idiomas, ¿lo ven?) que leeré vuestro Otro Mundo apenas me asiente en este (recuerden que para mí, que vengo del noveno subdesarrollo, esto es OTRO MUNDO! jajaja).
    Felicidades, que vengan muchas reseñas más!

    Le gusta a 2 personas

    1. Olvídate del Otro Mundo por ahora, que si sientes sus ojos en el cogote (o al menos uno solo, el que sale en la portada) imponiéndote que lo leas as soon as possible, al final te va a agobiar su acoso y le vas a pillar manía ya antes de leerlo (o intentar leerlo, que parece que ya ha ocurrido alguna vez por ahí lo de pillar LCDOM con ganas pero después dejarlo por imposible). Vamos, que no le pilles tirria a Vistinu (sí, la chica azul de la portada se llama Vistinu) antes de conocerla (aunque quizás se la pilles después…).
      A ver si consigues que Albión deje de ser tan pérfida, no sea que al final tengamos que ir a pedirle explicaciones. Tú dale un abrazo, a ver si rebaja el nivel de perfidia.
      ¡Gracias por el deseo, abrazos de los tuyos para ti!

      Le gusta a 1 persona

      1. Jajaja, no, no me dejaré llevar por nadie ni por nada. Tomaré a LCDOM así de virgen, que me aplaste como quiera, y luego podré respirar profundo y tranquila.
        La abrazo, la abrazo como se abraza lo nuevo, lo diferente, lo hermoso. Es perfecta; la imperfecta soy yo 😉
        Gracias. Infinitos hacia allá.

        Le gusta a 1 persona

  7. Pingback: Las crónicas desde el Nuevo Mundo – Las crónicas del Otro Mundo

  8. Pingback: Otro Mundo hecho a medida – Las crónicas del Otro Mundo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s