El reverso de la utopía

 

 

¿Alguna vez alguien os ha dicho que no podíais hacer algo? ¿Es decir, que no erais capaces de conseguirlo, que no estabais cualificados para conquistar un objetivo planificado y anhelado? Porque, a lo largo y ancho del vasto mundo, hay gente que tiene la osadía de hacerlo. Hay individuos que, bajo el lema “yo no miento, y si te tengo que decir las verdades, te las digo a la cara”, pervierten el significado inicial de principio honesto para convertirlo sin ambages en declaración hiriente. Hay algunos que, erguidos en lo alto de su propio Olimpo desde el que nos observan, alzado este gracias a sus complejos de superioridad, sienten satisfacción al verbalizar que “tú” no puedes hacerlo, al tiempo que solemnizan en silencio, en su vanagloriado fuero interno, la “verdad absoluta” (sustentada por ninguna prueba) de que ellos, si quisieran, lo conseguirían. Otro puñado de individuos de semejante idiosincrasia se empeña en abatir la codiciada voluntad ajena por una simple y llana cuestión de cuñadismo (que es una mera identificación nueva para una realidad vieja), porque de nuevo su “verdad absoluta” se impone a la de los demás por decreto endógeno, y si ese “cuñado” opina que “tú” no puedes hacerlo (sea desde el respeto o sin esmerarse en el mismo, por un simple afán de ser el primero en manifestar su dictamen prevaleciente e irrebatible), entonces esa persona, automáticamente, no puede hacerlo.

También existen personas dispuestas a tumbar un sueño porque aprecian demasiado al soñador. Sí, por muy absurdo que parezca. Quieren al ser humano que ostenta esa pretensión elevada, y le desean lo mejor de corazón: le desean tanto bien, que deciden sentarse a su lado para explicarle que es absolutamente necesario que se olvide de esa aspiración idealizada. Que perseguir esa fantasía es un error. Que luchar por algo que ellos tienen claro que esos soñadores no van a conseguir solo logrará hacer daño a los mismos. Que deben ser realistas y centrarse en lo que ya tienen, porque en esa búsqueda de felicidad ficticia solo pueden perder, y estos consejeros no quieren verlos sufrir. Deciden intentar tumbar sus sueños: tumbarlos por amor hacia esa persona. En una teoría inmaculada ambos propósitos serían antagonistas; en la práctica, es una realidad recurrente de nuestra especie. Abrir los ojos a ese ser bienamado para que se dé cuenta de que es incapaz de llegar a conseguir lo que anhela, tan solo pensando en su bien, es el pan nuestro de cada día. Tienes que centrarte solamente en los estudios y dejarte ese deporte, nunca llegarás a profesional. Tienes que dejarte ya los bolos y emplear ese tiempo en algo más productivo, porque nunca lograrás ser cantante de verdad. Tienes que olvidarte de hacer filosofía y escoger una carrera que te sirva para llegar a ser algo en la vida. Tienes que dejar de perder el tiempo y emplearlo en algo realmente importante, porque nunca nadie comprará ninguno de tus dibujos. Te quiero, pero eso que deseas es solo un sueño, no vas a poder conseguirlo, no tienes capacidad para ello, y yo no podría perdonarme ver como fracasas sin haber intentado que lo dejases a tiempo. Tienes que darte cuenta de que es solo eso, un sueño, y cuanto antes lo descubras, mejor. Lo digo por tu bien.

Ahora nosotros, desde el Otro Mundo, vamos a colocar de nuevo el video que abre esta entrada, y vosotros vais a volver a verlo. No, no decidáis que el visionado ya está realizado y por ende podéis pasar por alto este exhorto para seguir leyendo sin más nuestras interesantísimas, gloriosas y humildes palabras (oxímoron al canto). Dadle al play y volved a escuchar esta arenga del Príncipe de Bel·Air entrado en años, con pelambrera (para él sí lo es, ¿no?) y mostacho, que son solo 47 segundos de vuestra vida.

 

 

 

 

Y ahora, pensad. Pensad que acabamos de ver ese alegato de Will Smith porque el susodicho primero cumplió su sueño de ser cantante para posteriormente lograr el de ser actor, leyendo unas frases escritas por un guionista que cumplió su sueño de escribir argumentos que llegaran a convertirse en las palabras interpretadas de una película, filmada por unos cámaras cuyo sueño de trabajar en Hollywood se cumplió tras ser gestado desde sus primeros pinitos con una inicial filmadora; y en esa escena debe existir un largo etcétera de casos idénticos. ¿A cuantos de ellos calculáis que alguien les dijo en algún momento de su vida que no podrían hacerlo?

Nunca dejéis que nadie os diga que no podéis hacer algo.

Porque nosotros nunca dejaremos que nadie nos diga que no podemos ser escritores.

 

 

96 comentarios en “El reverso de la utopía

  1. María José

    Es cierto que la gente dice barbaridades y hay algunas que deberían tragarse sus palabras antes de decirlas, porque eso de que “tú no puedes hacerlo” dicho por una psicóloga a varios niños de 14 años para mi es un delito.

    Le gusta a 2 personas

  2. Ni dejéis que os digan que no lo sois, porque ya sois escritores.
    Como siempre estoy de acuerdo con vosotros, pero he echado en falta a los que intentan quitarte la idea de hacer algo porque ellos tienen miedo hasta a cambiar de panadería (aunque supongo podrían englobarse en los que lo hacen «por tu bien»).
    Espero que hayáis pasado buen verano, me alegra volver a leeros 🙂

    Le gusta a 4 personas

    1. Ten en cuenta que cambiar de panadería en ocasiones constituye todo un trauma… uno no sabe qué semillas va a tener el pan de semillas, por ejemplo. ¿Y si son menos semillas, o semillas de menos sitios que en la panadería de siempre? ¿Vale la pena jugársela? Y peor aún: en ese hipotético nuevo despacho de pan, la masa madre será masa madre y no masa suegra, ¿verdad?
      Como ves el final del verano ha afectado a nuestras neuronas, pero es que el tema de la panadería puede resultar muy complejo…
      Encantados de volver a tenerte de nuevo por aquí a ti también, Luna!

      Le gusta a 1 persona

      1. Hoy me he acordado de vuestro artículo porque mi hija mayor ha decidido dejar la gimnasia rítmica y empezar kárate. Pues ya ha tenido que oír cosas como que es muy duro, que no va a poder, que casi no hay chicas, que qué pena dejar la gimnasia con el tiempo que lleva… Nosotros por supuesto la animamos a que haga lo que le apetezca, para obligatorio ya tiene los estudios. Pero vamos, que tampoco necesita ánimos, porque cuando se le mete algo en la cabeza no hay quien se lo saque (a quién habrá salido…).
        Bueno, os dejo y me voy a hacer pan, que ya no me fío…

        Le gusta a 1 persona

      2. Pues mira, teniendo nociones ya de gimnasia rítmica y aprendiendo las de kárate, nosotros no decimos nada, pero no sería la primera vez que nace un nuevo arte marcial a partir de la hibridación de una técnica gimnástica con un estilo de lucha ya establecido… Es decir, tu hija podría incluso fundar un nuevo arte marcial, y ahí le hará falta una madre literata para ayudarle a ponerle un nombre adecuado a cada nuevo golpe. Nosotros queremos proponer uno, que vale que no es de gimnasia rítmica sino de ballet, pero es que nos haría mucha ilusión que un ataque se llamase “El Cascanueces”.
        Al final hemos creado un cisma sobre las panaderías, esperemos que dicho gremio no se nos moleste y tengamos que avisar a tu hija para que nos defienda.

        Le gusta a 1 persona

    1. Cierto, lo del pesimismo por naturaleza también está a la orden del día, lo recordamos. Pero sí, está claro que llevas razón en que el riesgo de tener que usar Algasiv durante el resto de encías de la vida está ahí. Quizá también haya que preguntarse “si no lo intento, ¿cuando lleve gayata me arrepentiré de no haberlo hecho?”. Si la respuesta es “¡no, qué va!” pues genial, riesgo cero, remordimiento cero y dentadura original diez (bueno, eso va en función de la salud bucodental de cada uno y de su herencia genética, pero ya sabemos todos de que hablamos respecto al tema piños).

      Sea como fuere, el secreto está en utilizar un buen dentífrico independientemente de cual sea el caso.

      Le gusta a 2 personas

  3. Decidí escribir el día que entendí que nadie más contaría mis historias. Soy feliz cuando lo hago y más feliz cuando mi ego se engrandece al sentir que alguien más que mi madre me lee, supongo que así se sentirán los escritores de verdad. Necesitaba leer algo así hoy día y has hecho de este lunes un Buen Día.

    Le gusta a 2 personas

    1. Pues nos alegramos mucho, Jorge. Nos alegramos tanto de haberte servido para leer algo que te motivara hoy (en realidad ayer, pero tampoco es tan relevante), como de que en su día decidieras dar el paso hacia algo que te ha servido para realizarte como es el hecho de plasmar tu propia historia. Escribir es algo que se lleva dentro, y no dejarlo salir es… bueno, tú ya sabes como es. Es dejar de sentir que los demás podrían leerte, es darte cuenta de que podrías perderte esa satisfacción.
      Muchas gracias por tu comentario, Jorge, un saludo!

      Me gusta

    1. Cierto, a la hora de perseguir una aspiración hay que dar los pasos con aplomo, con osadía, con perseverancia, pero hay que darlos. Hay que intentarlo y darse cuenta de que el que da todo lo que tiene no está obligado a dar más, porque el sueño será alcanzable pero el camino, seguramente, será duro.
      Muchas gracias por pasarte y comentar, un saludo!

      Le gusta a 1 persona

  4. El fracaso es un punto de vista y forma parte del aprendizaje, tratar de evitar ese proceso creo que es algo un tanto egoísta y a veces forma parte de las propias frustraciones.
    De cualquier manera, educar y orientar es una tarea sumamente difícil; es verdad que no todos nacemos con los mismos recursos y que la realidad nos cachetea múltiples veces.
    En fin, “Encuentra lo que amas y deja que te mate”.
    Excelente publicación.
    Un abrazo.

    Le gusta a 2 personas

    1. A nosotros nos gustaría matizar: “encuentra lo que amas y no dejes que te mate, que parece mejor idea”. Parecerá una tontería, pero… lo es.
      Cierto que el ensayo y error es una forma natural de aprendizaje, y que cada uno está en su derecho de cometer sus propios errores. Y al respecto de dicho método y como ya hemos dicho alguna vez, caer está permitido, pero levantarse es obligatorio.
      Gracias por pasarte, Paula, un abrazo de vuelta!

      (Y suerte en este día de bautismo “retorcido”!)

      Me gusta

    1. Teniendo en cuenta que comenzaste tu blog y desenmarañaste lo que tenías dentro porque era lo que querías y te hace feliz, no nos parece que estés tan loca, ¿no?
      O igual sí, nosotros qué vamos a saber sin tu historial médico delante… Por si acaso te vamos a seguir la corriente, como a los locos.
      Gracias por pasarte, Olivia, un abrazo de vuelta!

      Le gusta a 1 persona

    1. Nos alegramos mucho entonces: cada vez que alguien se rebela contra quien le niega una aspiración, una meta, un sueño, pero este lo cumple, toda la especie humana debería estar de enhorabuena. Si tú siempre has demostrado que has podido conseguir lo que otros no te creían capaz, aparte de sentir gozo por ti, te felicitamos.
      Gracias por el comentario, Silvia, un abrazo!

      Le gusta a 1 persona

  5. Bienvenidos de vuelta 🙂 espero hayan pasado unas bonitas vacaciones. Me alegra que hayan vuelto con la artillería pesada y dispuestos a quitar del camino a todos los pesimistas que se dedican a pinchar los sueños de los demás a falta de tener los propios. Muchas gracias por su reflexión, yo había estado pensando algo similar estos días ¡ustedes leen la mente! XDD. Saludos y les dejo esta frase de regalo: “¡Sueñen!, los sueños le dan forma al mundo. Cada noche los sueños crean al mundo nuevamente” The Sandman: País de Sueños.

    Le gusta a 2 personas

    1. Todavía no leemos la mente… o quizá sí lo hacemos pero no podemos decírselo a nadie, porque en ese caso el genio de la lámpara nos anularía dicho don. De todas formas tú tranquila, porque al no saber donde está tu casa, no podemos ir a leerte tus pensamientos…
      ¡Nosotros siempre encantados de volver a veros, menuda bienvenida nos habéis deparado entre todos!
      Gracias por pasarte de nuevo por aquí, Coremi, un saludo!

      Le gusta a 1 persona

  6. Tan cierto que no podríamos estar más de acuerdo. Si yo hubiera escuchado todos esos consejos “bien intencionados”, no estaría donde estoy. Y todo lo que he logrado es gracias al oído sordo, porque como bien dicen, hasta la gente que te quiere (la mayoría de las veces sin mala intención) intenta trucarnos los sueños, las ideas, los proyectos. A mí me ha tocado vivir lo que mencionan más de una vez, y recuedo a Will Smith en esta peli, y tantas palabras como las vuestras, que también me dieron el punto para abrir mi blog y hablar de lo que hablo. Que NADIE nos impida cumplir los sueños; para eso hemos venido.

    PD: nada que ver con el post, pero debo comentarles que ya tengo al niño en mis manos (LCDOM). Nuevito y con sonrisas llegó anoche a mi Kindle :-P. Tengan paciencia… prometo dejar reseña cuando lo termine.
    Abrazos llenos de sueños para los dos.

    Le gusta a 2 personas

    1. Sí, parece que esta vez hemos dado en el clavo, porque sois muchos los que nos comentáis que gracias a esa sordera selectiva habéis conseguido alcanzar esas aspiraciones que anhelabais. Es difícil sortear esas dificultades cuando a tu alrededor parece que no hay nadie dispuesto a apoyarte (o por lo menos, cuando los que te animan están en franca minoría con los que no), pero por lo leído por aquí, todos sois inagotables a la hora de perseguir y conseguir vuestros sueños. Enhorabuena, Poli! (Y a todos los demás también, claro, que creemos que nos están oyendo…).

      Muchas gracias por hacerte con nuestra criatura escrita! Nos resulta un orgullo, una satisfacción, un honor, y… un problemón con el mapa LCDOM! Ya sabes que nosotros ponemos una banderita en el mapamundi en cada lugar donde existe un ejemplar del libro, pero es que tú vas pegando saltos a lo largo del planeta! Donde se supone que tenemos que colgar la bandera de tu ejemplar???
      Ilumínanos en esta empresa con el mapa LCDOM, por favor!!!

      Le gusta a 1 persona

      1. Exacto, a veces son minoría pero “la barrera” se siente. Y sí, veo que muchos coincidimos. ¿Será que los más tercos hacemos oídos sordos? Jaja. Yo solo sé que vivo feliz, y todo lo que no me haga feliz queda afuera. Y mis sueños son felices. 🙂

        Ahhhh, ¡pero me había olvidado el detalle! Bueno, me hubiera encantado que la banderita estuviera en Argentina, pero con los saltos que doy, ahora pueden poner la mía en el Reino Unido (Inglaterra, para ser más exactos). Cuando compre vuestro próximo niño en… ¿Sudáfrica, Japón, Groenlandia?, pues avisaré para que sigamos poblando ese maravilloso mapa. Que al fin y al cabo, no importa dónde nos encontremos; las letras nos unen.
        Miles de abrazos y gracias por responder, como siempre.
        Sho. 😛

        Le gusta a 1 persona

      2. Oye, tu banderita puede ser la más nerviosa del mapa e ir saltando de lugar en lugar conforme te vayas moviendo: ¡sería historia pura del Otro Mundo, la chincheta de Julio Verne en la vuelta al mundo en 80 días!
        Además, tu ejemplar estaba destinado a ser extremo: en Londrés es el LCDOM más cercano al Polo Norte, y si estuviera en Neuquén sería el ejemplar más cercano al Polo Sur… Pero oye, nos gusta tu idea de irte a Groenlandia a hacernos una visita al blog desde allí, que ese cacho de isla viste mucho en el mapa.
        Ve reservando el billete…

        Le gusta a 1 persona

      3. Jajaja, ya ves la distancia entre Neuquén y Londres, ¡pegaditos! jajaja. Pero los climas se parecen; no sé si aguantaré en Groenlandia, habría que ver si no me agarra tan vieja! jaja. Yo reservo igual, who knows? 😉
        Sigan publicando así hago saltar banderas, eh eh eh!
        Abrazosssss

        Le gusta a 1 persona

      4. ¡Menos mal que tenemos a alguien tan implicada en el tema banderitas como tú! Mira que entre España, Unión Europea en general y México tenemos algo así como cien ejemplares cuyas banderitas permanecen en el anonimato, y ¿sabes qué?
        ¡DA MUCHA RABIA!
        (Y además uno se preocupa mucho, porque en el fondo LCDOM es nuestra criaturita y claro, da cosa no saber donde están tus hijos perdidos por el globo…)

        Después de decirlo, no puedes echarte atrás: ¡al aeropuerto y a Groenlandia, Poli!

        Le gusta a 1 persona

      5. Joder, voy a tener que ponerme a investigar Groenlandia! jajajaja.
        Podrían pedir, gentilmente, a aquellos que se han hecho con la criaturita si fueran tan amables de avisar, para no tener banderas en el anonimato. Yo me había olvidado de la banderita hasta que lo mencionaron, jaja. Pero supongo que da mucha ilusión que te avisen que alguien ha comprado la criatura, por eso pegué el grito. Ahora viene la etapa… “tened paciencia” jajaja, les haré saber cómo voy con la lectura :-).

        Le gusta a 1 persona

      6. La verdad es que hicimos varios llamamientos al personal para destapar en el mapa LCDOM las banderitas sobre sus ciudades de acogida, pero el éxito fue uno o ninguno. ¿Pues no va la gente y tiene la osadía de aferrarse a su derecho a la confidencialidad? ¡Menuda afrenta! Al final nos va a tocar hablar con Snowden y que nos diga él las ubicaciones a pinchar en el mapamundi…

        Pero bueno, ahora que ya estás tú dispuesta a ir paseándote por el planeta LCDOMeando para que nosotros podamos ir colocando esas banderitas, damos por solventado el asunto. Ve apuntando: primero ve a Nuuk porque el tema Groenlandia es esencial y hay que finiquitarlo rápido, y después por ejemplo Wellington, Cape Town, Neuquén (faltaría más), Seúl (o Pyongyang, el que más te apetezca), Torremolinos y la ciudad de Siberia que más rabia te dé.

        Pd. No pagamos las dietas de viaje. Ni los pasajes. Ni nada…

        Le gusta a 1 persona

      7. Claro, si yo soy sobrina de Bill Gates!
        ¿De cuánto tiempo estaría disponiendo mi cuerpito para tanto recorrido? Me queda menos de media vida y con muuucha suerte.
        Por otro lado, he de comentar que sería muy oportuno que LCDOM tuviera una hucha para pagar los viáticos (dietas?) a quienes poblaremos el mundo con sus banderas, porque tío Bill no me pasa ni la hora!!!
        PD: me parece que en Nuuk terminaré como Walt Disney. No sé si plantaré bandera, pero seguro se me congelarán las arrugas. Eso ya es un avance positivo. 😉

        Le gusta a 1 persona

      8. Mujer, nosotros te pagaríamos los dichosos viáticos, pero tenemos un par de problemas a la hora de hacerlo:
        1) No nos da el dinero
        2) No nos da la gana
        Como comprobarás son dos argumentos poderosos e irrebatibles, pero que seguro no te detendrán en tu labor. Si tu sueño es ir a Groenlandia a difundir la palabra de LCDOM por el mundo, ¿quienes somos nosotros para impedirlo? ¡Nunca dejes que nadie te diga que no puedes hacer algo! ¡#LMEPL!

        Pd. ¿Ha colado?

        Le gusta a 1 persona

      1. Estoy muy agradecido por vuestra implicación
        La publicación en vuestro blog seguro que tiene un gran impacto y es una muy buena herramienta para hacer llegar la voz.
        Gracias de corazón porque vuestra implicación en la difusión por las redes sociales es muy beneficioso
        Um fuerte abrazo desde Etiopía

        Le gusta a 1 persona

  7. En muchas ocasiones yo soy mi enemiga, la que me digo que no puedo, la que me rindo, la que me vengo abajo con estrépito. Y otras, las menos, me crezco, intento convencerme que puedo conseguir lo que quiera, y que si no lo consigo, solo el hecho de luchar por ello ya es un triunfo, porque ese esfuerzo me hace estar en movimiento y no quedarme anclada a la desilusión y la apatía… En ese trance, de vencerme a mí misma, estoy en estos momentos.
    Siempre me hacéis reflexionar, gracias.
    Un abrazo para los dos.

    Le gusta a 2 personas

    1. Pues es un tema que no hemos tocado en el post, pero en el que desde luego llevas toda la razón y debería haber estado en el mismo: cuando el propio enemigo es genuinamente endógeno. De hecho tenemos un caso muy cercano al Otro Mundo, así que por esa parte conocemos de qué va. Pero también hablas desde la experiencia personal de superar esa percepción de incapacidad desde uno mismo, que es uno de los mayores logros que probablemente siente el ser humano, y por el cual te damos la enhorabuena.
      Encantados de servirte para algo, Estrella. Un abrazo de cada uno, por supuesto!

      Le gusta a 1 persona

  8. Me siento identificado con tu escrito. Es indudable y no lo podemos negar la existencia de ciertas personas que al parecer disfrutan anticipando acontecimientos sin tener una valoración consecuente de la situación. Tu sabes muy bien que la verdad absoluta no está contemplada, puesto que forma parte mas bien de lo relativo.
    Un saludo

    Le gusta a 3 personas

    1. Cierto, y no hallaremos la respuesta a la pregunta de si podemos conseguir o no un objetivo si no nos atrevemos a dar el paso e intentar averiguarlo. Cualquiera puede lanzar una hipótesis, pero en nuestra mano está confirmarla o descartarla, y solo lo sabremos si nos lanzamos a intentar contrastarla con la realidad.
      Gracias por el comentario, un saludo!

      Me gusta

  9. Elblogdeursulina

    ¡Gracias! Me ha venido al pelo leer este post pues tiempo hace ya, eso sí, que conocí a algun@s de esos que se sientan contigo para decirte que ‘no vayas por ahí’, que elijas otra senda más útil. En fin, quizás tuvieran un pelín de razón en algunas cosas, pero hoy me alegro de que no les hice caso.
    ¡Saludos!

    Le gusta a 2 personas

    1. Pues entonces ya nos lo has dicho tú todo: decidiste, lo intentaste y te sientes satisfecha tanto de haberlo intentado como de todo lo conseguido, así que ¡enhorabuena!. Ya que viene a cuento, citamos una de las dedicatorias que plasmamos en la novela de LCDOM:
      ‘Intentarlo es decirle NO a lo imposible’.

      ‘Gracias por pasarte, un saludo!

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s