Blue Monday

Es un lunes gris, la ventana lo corrobora como testigo. Un día triste. A muchas personas les gustan los días grises, de las que muchos espectadores ajenos dirían que son personas melancólicas, mustias y probablemente deprimidas. A las que les gusta que el cielo esté tintado con el mismo color que su alma. A las que les gusta que el sol cause baja para que el resto de personas que sí disfrutan de la vida estén obligados a sentir lo mismo que ellos. En realidad nunca conocí a nadie taciturno, afligido o simplemente abrumado por la nostalgia que prefiriese que el astro rey le sometiera con sus rayos, pero eso no significa que esos observadores externos, presuntuosos en sus dictados, tuvieran razón. Un día gris puede ser muchas veces el favorito.

Pero el lunes es gris, independientemente de que la esfera aparente sea azul y diáfana, independientemente de la aparición del gran disco dorado… Independientemente de lo que certifique la ventana. El lunes es un día triste y jodido, infausto y pesaroso, trágico y denostado, del que todo el mundo reniega a pesar de saber que si no existiera cualquier otro día ocuparía su lugar. El lunes es un día funesto porque de nuevo estás obligado a despertarte a horas intempestivas y trabajar por unos designios ajenos, o lo es porque te recuerda que, en el renacer de una nueva semana, sigues sin encontrar un empleo que te pueda salvar de una vida que te ahoga. El lunes es un día aciago, que conmemora que tienes que hacer lo que tienes que hacer porque la mera existencia te dicta que lo tienes que hacer. El lunes es un recordatorio constante de que, hagas lo que hagas, es porque no puedes hacer otra cosa, por mucho que eso sea lo que tú mismo has escogido y eso te convierta en un auténtico privilegiado.

Muchos dicen que es azul, que un lunes gris no es otra cosa que un blue monday. Otros saben que se refieren a lo mismo, aunque no entiendan como el azul puede ser positivo para un cielo pero dañino para el portador de un número en el calendario. Pero da igual, solo es una demostración de que a un lunes le da igual su color sea cual sea la franja horaria en la que nace y muere, porque su idiosincrasia seguirá portando la tristeza como bandera. El lunes es desalmado, es un hijo de puta, y todo el planeta lo sabe. Insuficientes personas son las que han escuchado alguna vez a otro decir “me encantan los lunes”, porque el lunes es un leproso al que hay que reprobar su propia naturaleza.

Otros miran por la ventana. No ven nada, aunque tampoco esperaban hacerlo. Solo perciben un lunes gris, pero eso ya lo habían descifrado antes de tener la lectura objetiva que les iba a mostrar el cielo. Un cielo que, paradójicamente, no acaban de interpretar aunque lo tengan delante de sus ojos. No saben, no pueden. No quieren. No les apetece, como nada lo hace. Es un lunes gris, eso es lo único que parecen percibir. Se levantan, algunos, miran a su alrededor, y es un lunes gris. ¿Es desidia lo que despiden al moverse con tal parsimonia? ¿Es pereza como pecado entendida? Solo se aprecia desgana en sus movimientos y hastío en sus ojos.

Pero no es desgana, sino desesperanza, y no es hastío, sino ceniza. La ceniza de lo que una vez fueron, o lo que una vez creyeron ser, y murió tras ser quemado por la vida, o por una pérdida, o por muchos, o por uno. Son los restos visibles del naufragio de los que, tras el hundimiento y la rendición, jamás lograron arribar al alzamiento. Son los que inspiran a seres extraños a escribir “Si uno se fijaba lo suficiente, podía ver como el fulgor del fuego que antaño restallaba en sus ojos resplandecía por un mísero instante, para rápidamente convertirse de nuevo en la ceniza de cuyo color tintaba su vida”. Son los que capitularon. Los que se cansaron de mirar por la ventana para averiguar cómo se presentaba el día, porque aprendieron a saberlo de antemano. Es diciembre, es julio. Es otoño, es verano. Es bisiesto, es puente, es primavera, es viernes, o jueves, o domingo. Da igual. Es lunes. Es lunes gris. Como todos los días cuando se levantan. Como todas las horas que les toca vivir. Como todos los segundos en los que se arrastran por el mero hecho de existir. Es gris, es blue, los dos al mismo tiempo, pero es lunes. Es el viernes de un lunes gris. Son las doce y media de la mañana de un lunes gris. Es un martes 24 de enero de 2017 de un lunes gris. Da igual lo que marque la agenda, el reloj, la pantalla del móvil, porque todo es lo mismo: es un lunes gris de una vida gris.

Quizá algún día encontréis esa paleta de pintor que os permita zanjar ese daltonismo acromático, porque esa traza de ceniza en los ojos provoca ceguera irreversible con el tiempo. Todos los días no pueden ser lunes, porque no todos los días deben ser grises. Observad un color, y no un sentimiento. Ved un blue sky en vez de un blue Monday, y no con los ojos, sino con la cabeza, puesto que vuestra mirada os engañará. Intentadlo. Intentad sacudir esa combustión causada por la vida, o por algo, o por muchos, o por uno, pero intentadlo. Intentad renacer de vuestras cenizas, pintad un Ave Fénix con vuestra cara y firmadlo con vuestro nombre. Intentadlo, porque aunque quizá seáis objetivos con que todos los lunes son grises porque objetivamente para vosotros lo son, no sois justos con esa certeza, esa profecía autocumplida, de que no podéis hacer nada por evitarlo. Hoy no es lunes, es martes. Haced de este lunes gris un martes 24 de enero de 2017. ¿Queréis saber por qué?

Porque sí podéis. Y ahora tú: ánimo. Reinventa el lunes para que signifique coraje, engaña al gris para que forme parte del espectro del arcoíris, pregúntale a la ventana qué día te ofrece y exígele que te responda la verdad, y después oblígate a creerla. Invierte el continuo espaciotemporal y consigue que esa ceniza retorne al fuego, y nunca más dejes de echar leña. Convierte ese gris en gris y en el resto de colores, ese lunes en lunes y en el resto de días, y esa vida en tu vida, digna de ser vivida y digna de ser tuya. Cambia el número de la pregunta: ¿quieres saber por qué?

Porque sí puedes.

Anuncios

65 comentarios en “Blue Monday

    1. Como a muchos, por ello hemos puntualizado que “eso no significa que esos observadores externos, presuntuosos en sus dictados, tuvieran razón. Un día gris puede ser muchas veces el favorito”. Realmente con lo plasmado ni nos referimos al lunes como un día concreto ni al gris como un color, sino como un sentimiento de desdicha.
      Gracias por el comentario, Peris, un saludo!

      Me gusta

  1. No puedo. No, no puedo. ¿Que me molesta el lunes gris? Pues sí. ¿Que es por ser un día asociado a la luna? Pues… no creo. Me molesta porque dedico tres cuartas partes de mi vida a voluntades ajenas y una cuarta parte a dormir. Y el lunes es el emblema de tal cosa. Y si es lunes azul, peor, porque además de tener que trabajar, debo comprar cuando me dicen. Aunque es cierto que me dicen siempre: blue monday, black friday, y, qué sé yo, pink panther —¿panza rosa? la mía sí, pero con pelusilla—. ¿tan predecibles somos en conjunto? Sí, por supuesto:
    https://wikimedia.org/api/rest_v1/media/math/render/svg/dd1d18ff773c566562d3f7489f1deada93900088
    Pero individualmente es otra historia: me acabo de inventar el martes rojivioleta con reflejos dorados. Porque sí, porque yo lo valgo.

    Le gusta a 2 personas

    1. Pues descuartizando el comentario, lo del lunes y la luna et the monday and the moon os lo dejamos a los que sabéis, que para eso se manejan palos de esos de ver el universo por dentro y así es más fácil tener idea del tema. El gris del lunes como emblema de los quehaceres obligatorios lo define jumanper en otro de los comentarios directamente como esclavitud. Sería como para escribir largo y tendido sobre ello, pero por aquí ya decidimos hace tiempo que LCDOM iba a ser lo más extenso que escribiéramos en la vida, y el tema ‘lunes gris dictado externo’ podría amenazar con superarlo, así que de momento no. Blue monday, black friday y pink panther dejan a mayo florido y hermoso, eso así compuesto nos suena bien.
      Lo del martes rojivioleta con reflejos dorados lo inventó un telescopio, ¿verdad?

      Le gusta a 1 persona

      1. Más bien la falta de oxígeno por haber dormido poco…
        Sin profundizar en lo de la esclavitud, bueno, un poco sí, me llama la atención que el ejemplo universal del trabajo, la hormiga, trabaje tres horas al día y el resto de discoteca. Lo juro. Yo quiero vivir como una hormiga con las ventajas humanas. ¿No se puede pedir eso a los reyes?
        Aunque sea al de bastos.

        Le gusta a 1 persona

    1. Por eso decimos que ‘eso no significa que esos observadores externos, presuntuosos en sus dictados, tuvieran razón. Un día gris puede ser muchas veces el favorito’, ya que un mero color no debe significar irrebatiblemente tristeza. Para gustos, colores, ¿verdad? Lo que sí es impepinablemente cierto es que hay que aprender a disfrutar de los días estén teñidos de cualquier tonalidad, completamente de acuerdo.
      Gracias por tu comentario, Luis, un saludo!

      Le gusta a 1 persona

  2. jumanper

    Este es el color que más se relaciona con el aburrimiento, lo anticuado, lo insípido, la crueldad y también con la tristeza, pero el gris del lunes no se relaciona nunca con su verdadero valor: el de la esclavitud.

    Le gusta a 2 personas

    1. Ya que comentas el tema del ‘happy ending’, lo cierto es que este escrito concreto se prestaba tanto al mismo como a un final que lo perpetuara aún más como hundimiento puro y duro. No obstante, fuera de estas letras ya hay demasiada desazón y desdicha como para reafirmarla, de eso ya se encarga la vida por sí misma. Tal vez sea porque cada vez es más necesario que veamos la vida como algo que se puede enderezar para ir a más en vez de establecernos en el hundimiento y la rendición, así que decidimos que si en ello puede existir un mensaje positivo, debe ser plasmado.
      Muchas gracias por tu elogio, nos vas a hacer sonrojar (y eso pues da un poco de palo). Un saludo, y no cejes en tu empeño: coge la paleta de colores y empieza a pintar tus días, y si hace falta cómprate un suricato para cada día de la semana. Es una orden!

      Le gusta a 1 persona

  3. Buen artículo 🙂
    A veces es difícil no ver los días grises, aunque se quiera. Porque aunque el querer es poder, a veces el cerebro o lo que sea del cuerpo, es más fuerte que el querer.

    Un día escuché en la radio, que el peor día de la semana era el miércoles, contrariamente a lo que pensaba todo el mundo de que eran los lunes por volver del fin de semana.
    Explicaban que era el miércoles, porque estás a mitad semana ( de la mayoría de la gente, no de todos), y ya habías gastado las energías recargadas del fin de semana pasado, y todavía te quedaba media semana para volver a cargar las pilas el fin de semana. Un dato curiosos, que no se a que venía pero me apetecía contároslo 😛

    besos

    Le gusta a 1 persona

    1. Pues sí que estamos bien… unos científicos deciden que hay que bautizar un lunes como ‘blue monday’ porque es el día más triste del año y su explicación tiene más o menos sentido, otros afirman que es el miércoles porque está en tierra de nadie y también tiene más o menos sentido, y se rumorea por el otro mundo que según unas estadísticas ojeadas el peor día de la semana es el martes. El día menos pensado nos dicen que es el sábado porque anticipamos que se nos escurre de las manos y quizá lo defiendan con un argumento más o menos plausible…
      Gracias por ilustrarnos, un saludo!

      Le gusta a 1 persona

  4. Acabo de leer la entrada con detenimiento. Me ha gustado mucho. Mi opinión al respecto es que los científicos ya no saber que inventar. El día más triste dependerá de cada uno. Hay demasiadas personas pasándolo mal para determinar con una fórmula matemática el día más triste de todo el año.

    Me ha gustado mucho el tono positivo que tiene.

    Un saludo y muy buen texto.

    Le gusta a 1 persona

    1. Se ve que cada grupo de científicos tiene su punto de vista sobre el peor día. Otro de los comentarios de esta entrada, el de ‘Diario de siembra’ nos ha expuesto lo siguiente: “Un día escuché en la radio que el peor día de la semana era el miércoles, contrariamente a lo que pensaba todo el mundo de que eran los lunes por volver del fin de semana. Explicaban que era el miércoles, porque estás a mitad semana ( de la mayoría de la gente, no de todos), y ya habías gastado las energías recargadas del fin de semana pasado, y todavía te quedaba media semana para volver a cargar las pilas el fin de semana”. Quién sabe, quizá algún día lleguen a un consenso, pero como dices a los demás seguramente lo de determinar con una fórmula qué día es el peor nos seguirá pareciendo una chorrada.
      Un nuevo saludo más para ti hoy, Javi!

      Le gusta a 1 persona

  5. ^Pues no estoy de acuerdo y niego la mayor, lo único malo de Lunes es que es día laborable, el primero después de Domingo. Cuando pasa el tiempo y toda la semana está armada por Lunes, por mucho que el cielo se pinte de gris, resulta una jornada estupenda, como estar de vacaciones en Asturías y pensar en lo mal que lo estará pasando el jefe porque no tiene a quien echarle encima su trabajo, O no? Un abrazo. Pobriño Lunes.

    Le gusta a 1 persona

    1. Pero Carlos, si toda la semana está conformada por lunes acabas de matar como poco a martes, miércoles, jueves y viernes, y el genocidio diario está muy feo. Lo de evocar la frustración del jefe muy bien, pero esa masacre… No podemos apoyarla, porque sin el miércoles tampoco habría día del espectador en los cines e igual a alguien eso le parece mal.
      Otro abrazo, Carlos!

      Le gusta a 1 persona

  6. Ya pero es que además de pensionista, soy amo de casa. ¿Tú sabes lo que supone ser amo de casa? Pues eso una irrompible concatenación de Lunes sucesivos, así que hemos acabado por hacernos amigos. Robinson bautizó Miercoles al suyo y no he escuchado ni una sola protesta. El tercer Lunes de cada semana es el día del cine, sí, pero sólo vamos los jubilados y los estudiantes. Y lo mismo nos da. Un abrazo

    Le gusta a 1 persona

  7. Hace poco escribí por algún lado que el lunes había pasado a ser mi día favorito, porque volvía al trabajo y me evadía un poco de todos mis fantasmas… Llegar al punto de desear los lunes es estar muy mal ¿verdad? pero si cambiamos un poco el planteamiento igual se entiende mejor: lo que no me gustan son los fines de semana, días de marujeo total, como diría una compañera de trabajo, haciendo vida sexual intensa: todo lo que más me “jode”, lavar, planchar, fregar, limpiar cristales, cocinar, etc, etc…
    Si un día tengo alguien por quien ponerme guapa, por quien perfumarme, por quien tirar la mopa o arrinconarla en el rincón para ir a cenar, o bailar o simplemente pasear, igual ese día, ¡quién sabe! empiezo a desear que llegue el fin de semana.
    Mientras tanto para mí, hay días grises, independientemente de qué día de la semana sean y si llueve o está nublado son más grises todavía, aunque, reconozco que me estoy cansando un poco de ese color que nada favorece… voy a coger esa paleta de colores de la que habláis en algún comentario anterior y pintar de colores mis días, ¡hasta los fines de semana! tiempo es de cambiar el chip y a todos esos que intentan hacerme la vida imposible ¡que les den…! que la vida son dos días y yo ya he gastado más de uno y medio.
    Un abrazo. El vídeo me ha encantado.

    Le gusta a 1 persona

    1. Pues como tú has dicho, los lunes grises ni tienen por qué llamarse lunes ni tampoco ser de color gris, y al mismo tiempo cualquier día se puede pintar de otro color si tenemos determinación y suerte. Aprovechemos esos días! Y a esos malvados, lo mismo: ¡que les den!
      Gracias por el comentario, Estrella, otro abrazo para ti!

      Le gusta a 1 persona

  8. Selene, luego la Luna, es indicativo de cambio, cambio de luna, o forma de luna, nunca entonces era aciago, a no ser que coincidiera con el sol. Como en ese que nos dice Homero
    http://www.anarkasis.net/Homero/Iliada.htm#17-366
    Solo nosotros hemos cambiado su percepción y su sentido, tal como ustedes describen, y, que seguramente usted/es, nos están recordando soterradamente a un señor que se ha puesto a mandarnos unos mensaje desde USA poco amistosos en aciago día… pero igual solo es una sosssspecha.
    Otros:
    Luego al ir pasando el puntero enlace por enlace, parece que siguieran una estrategia de posicionamiento, con “enlaces internos, vengan o no a cuento”, no usan en su blog ni “categorías”, ni “tag” o “nube de palabras”, con un resultado en la anotación pésima en términos de enlaces, ya que esos enlaces NO SON RELEVANTES, ¿No podrían aprovechar para enlazar a otro blog en un tag, categoría, o título de ese blog?. Y, En vez de eso, para rematar me enlazan a mi querida Caribdis, lawiki, ¡bieeeeenn!,
    Técnicamente su blog es un blog muerte. Es decir, desde aquí no voy a poder navegar como Ulises y seguir a otro lado recomendable, en este proceloso piélago. Tendré que dar marcha atrás, navegando.
    Kissssss y Kissssss

    Le gusta a 1 persona

    1. Hala hala, un blog muerte! Altisonantes cosas nos dices! Rechazamos todos los cargos, faltaría más, nos declaramos no culpables. Qué tag ni qué categoría ni qué cosas adicionales para hacer clic! Con explicar a qué nos referimos, nosotros nos quedamos contentos (ahora nos queda claro que otros no, pero la persecución de la autorrealización personal es lo que tiene), y si es un tema que ya hemos sudado la gota gorda plasmándola en una entrada… Cómo no la íbamos a enlazar? Quita quita, nos sentiríamos sucios si la gente no pudiera ampliar la información a la que hacemos referencia si nos hemos encargado previamente de explicarla largo y tendido. Eso sí, lo de “vengan o no a cuento” y que NO SON RELEVANTES, así, gritando con teclas, nos ha dolido. Cómo no van a venir a cuento NI SER RELEVANTES si versan sobre el mismo tema que expone el enlace? Nada nada, solicitamos que se declare juicio nulo. El posicionamiento, o al menos planificarlo, para quién lo quiera. Nosotros nos dedicamos a enrollarnos escribiendo (y si puede ser, a que la gente se entere de que escribimos, que eso también nos gusta).
      Ara bien, en lo referente a esa Caribdis virtual, solo es un ente terrible si la gente quiere que lo sea. Es un monstruito sin más si el que acude a ella contrasta la información. A ver si me sale un ejemplo parecido de página que puede mentir si no se contrasta… Ah, sí, como era? Sí, ya lo tengo: la totalidad de páginas de internet. Lo dicho, juicio nulo, letrado. Blog vida, blog vida on! Por las costas del juicio no hay que preocuparse, que las asume wordpress
      Wikisses!

      Le gusta a 1 persona

  9. Excelente post y muy buena música para acompañarlo.

    El párrafo más destacado desde mi punto de vista, porque ese era mi concepto durante mi etapa laboral (esclavizado??)… traté siempre de mantener el fuego encendido:

    “Reinventa el lunes para que signifique coraje, engaña al gris para que forme parte del espectro del arcoíris, pregúntale a la ventana qué día te ofrece y exígele que te responda la verdad, y después oblígate a creerla. Invierte el continuo espaciotemporal y consigue que esa ceniza retorne al fuego, y nunca más dejes de echar leña. Convierte ese gris en gris y en el resto de colores, ese lunes en lunes y en el resto de días, y esa vida en tu vida, digna de ser vivida y digna de ser tuya”.

    Le gusta a 1 persona

  10. Pingback: Blue Monday – Espacio de Arpon Files

  11. Qué buenos recuerdos me trae Return to Innocence. Gracias por traerla a mi corazón, y por el mensaje lleno de colores para la vida. 🙂
    PD: soy de esas personas locas y chifladas que aman los lunes (con cielos grises o soleados, no me importa el clima afuera). Shhhh, no todos lo entienden.
    Abrazos infinitos!

    Le gusta a 1 persona

  12. I was thrilled to see that translate widget! Although I speak a bit of Spanish, I am not bilingual, which has kept me from exploring many blogs I will now be able to visit as more and more blogs facilitate translation.

    It is 4AM here in my part of America, so I simply must be off to bed. You just visited my blog, thank you very much, and I was eager to find out who you were. I’ll be back after I’ve had a nap!

    I am curious to see how well colloquialisms translate – like “be off to bed” (meaning I must make myself go to bed).
    xx,
    mgh
    (Madelyn Griffith-Haynie – ADDandSoMuchMORE dot com)
    ADD Coach Training Field founder; ADD Coaching co-founder
    “It takes a village to educate a world!”

    Le gusta a 1 persona

      1. Yes. The translations will be awkward and inexact, and the style probably suffers, but we do get the essence of the information. It’s quite a remarkable accomplishment, when you look at how many different languages are supported and how relatively quickly it translates.

        The more we humans are able to speak directly to one another in this small world of ours, the more we will understand each other’s hopes and hearts — and the more likely we will be to take care of each other and our environment.

        Vitally important, especially today, yes?
        xx,
        mgh

        Le gusta a 1 persona

  13. Al empezar a leer me estaba dando mucha rabia la desesperanza radical que emanaba el escrito. Pero una vocecita dentro de me decía: “sigue leyendo, hay algo más aquí”.

    ¡Maravilloso acto de alquimia! Partir desde el pozo y alcanzar el cielo, como un tren que pasa por la estación de los caídos y hace sonar un timbre claro y diáfano, dando una nueva oportunidad de redención a los hastiados.

    Me ha encantado el mensaje, me ha gustado el “truco de magia”, me parece que escribes muy bien y haber puesto el enlace de “Return to innocence” ya ha sido un puntazo. ¡Mítica!

    Te sigo 😉

    Le gusta a 1 persona

    1. Bueno, si los escritos que te motivan son los ‘twist of fate’ que van de malo a bueno, quizá alguno más por aquí te guste (probablemente la entrada “El alzamiento”, o puede que también “Tu mejor tú”). Eso sí, hay mucho escrito por aquí que lo de levantar el ánimo no lo hace muy bien…
      Muchas gracias por tus palabras, ya sabes que nosotros también te seguimos. Un saludo!

      Le gusta a 1 persona

  14. Lo cierto y verdad, es que cuando se lleva una vida metódica en el aspecto social, pocos cambios suelen producirse hablando de los días. Por regla general, existen pequeñas alteraciones en ellos que puedan resaltar considerablemente.
    Un saludo y gracias por pasearte por mis letras.

    Me gusta

    1. La aplastante rutina que en muchos casos nos amenaza con reconcomernos. No todo el mundo es capaz de sobrellevarla, peeeeero… en estos tiempos (además de en pretéritos, claro) es lo que hay
      Muchas gracias por el comentario, y enhorabuena: no todo el mundo es capaz de conseguir elaborar una obra al día. Un saludo!

      Me gusta

  15. Bonjour ou bonsoir Lascronicas
    Je t’emmène du bonheur
    il est à côté de toi
    Surtout ne bouge pas
    Tiens ! il s’est glissé dans ton sourire
    Oh ! Le voilà dans ta belle demeure
    Pour embellir ta journée de joie et que ta soirée te soit de tout repos
    Pour toi je me dis que c’est la meilleure raison
    Alors partageons ensemble ce bonheur avec tous ceux que l’on aime et que l’on apprécie
    Regarde il brille soit comme le soleil au lever du jour ou une étoile dans la nuit
    Que Ce Bonheur restent l’histoire d’un beau jour
    Je te souhaite
    Une très belle journée ou une belle soirée

    Bisous Bernard Ton Ami

    Bisous

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s